Carnaval de Cádiz | Callejeras

Miércoles noche en el Pópulo, y más allá...

  • Las agrupaciones callejeras lanzan sus repertorios más canallas dentro y fuera del barrio medieval, desde Santa María hasta la plaza de Candelaria

'El coleccionista de tiesos' en el interior del barrio del Pópulo. 'El coleccionista de tiesos' en el interior del barrio del Pópulo.

'El coleccionista de tiesos' en el interior del barrio del Pópulo. / Jesús Marín

Una marea de gente llena la Plaza de las Canastas. Poco antes de llegar las diez de la noche, el público espera expectante a una de las callejeras más buscadas estos Carnavales, que ya han anunciado en sus redes sociales que empezarán la larga noche del miércoles en este punto del casco histórico.

‘Los masoquistas’, el año pasado ‘Viña Fashion Week’, la chirigota del Airon y Paquito Gómez, empieza a cantar sus ‘maldades’ un rato después y no defrauda. Estos obreros votantes de derechas –“que más que masoquistas son carajotes”, como reza su estribillo– reparten con sus cuplés de humor negro para Ortega Lara, Espinosa de los Monteros, la familia real o, en otra copla, para las novias de los comparsistas.Y es que, aunque el reclamo de la jornada del miércoles es el barrio del Pópulo, en los últimos años las calles medievales se han visto desbordadas y son muchas las agrupaciones que prefieren dispersarse por los alrededores, llegando al vecino barrio de Santa María, la Catedral y sus aledaños, o las calles cercanas a la plaza de Candelaria.

Eso sí, los más tempraneros elegían cantar por el interior de las murallas, que se fueron llenando de público poco a poco desde las nueve de la noche. Junto al arco del Pópulo se ubicaron ‘Lo que sarga sargó’, ‘Los campesinos van de finos’ y ‘Los que están a régimen’ y las barbateñas de ‘Cine de barrio’ interpretaban su repertorio en Fabio Rufino, mientras esperaban su turno ‘Un buen viaje lo tiene cualquier’. “Yo subo fotos a Facebook cada vez que viajo, y todo el que le da a me gusta dice para dentro: tes ki al carajo”, decían en su estribillo.

Para escucharlos había que colocarse bien cerca. Porque otra agrupación con bombo y caja incluidos se saltaba la norma no escrita de las callejeras y en un espacio tan reducido como las callejuelas de este señero lugar puede ser una verdadera molestia. Unos pasos más adelante, frente al bar Teniente Seblón, una secta comandada por Shanshai captaba a potenciales fieles vendiendo que en su grupo solo se come chocos y cazón en adobo y se reparten tortillitas de camarones en lugar de hostias. Por allí se pudo ver a ‘Esta chirigota tiene historia’, ‘Las de los santos difuntos’, ‘Los auténticos gitanos’, ‘Tinder Sorpresa’, ‘Capitán biodesagradable’, ‘Jurassic Park Genovés’ o ‘El coleccionista de tiesos’, a las que se unieron algunos grupos ‘legales’ como ‘La cuenta la vieja’.

Las coplas seguían por la plaza de San Martín, Mesón y a los pies del Arco de los Blancos, en las puertas del Pay-Pay, eran unas majorettes las que hacían reír al público mientras otros compañeros esperaban para dar un pase en el mítico establecimiento, que cada día tiene un hueco en su escenario para las coplas callejeras.No es el único local con actuaciones por el centro. Otros grupos, como ‘Las Juanis Joplin’ o ‘La sirigota. Somos unas máquinas’ comenzaban la noche en el Habana Club, o ‘Las del sesto’ lo hacían en Abastos Multibar, para luego perderse por las calles cercanas. La chirigota del Ukelele, este año ‘Los gatos de Chernobyl’ hacían lo propio, ya bien entrada la noche, por la zona de Candelaria, otro punto más que privilegiado para disfrutar de las más aclamadas fuera de concurso. En Marqués de Cádiz estaban ‘Las atrevidas’, en Marqués de Valdeíñigo ‘Los golfos del Pérsico’ y ‘Mago Mayor’ por Pelota y la puerta del Ayuntamiento. Aquí las coplas sonaron algo más tarde, ya que en este punto se ha instalado uno de los tablaos municipales.

Para los más trasnochadores sería solo el inicio de una madrugada larga, que del Pópulo le llevaría hasta la otra punta del casco antiguo, a la Viña. Y es que la zona de Capuchinos y Macías Rete sigue siendo lugar predilecto para los últimos pases de cada jornada carnavalera que aún quedan por disfrutar.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios