fútbol liga santander

Una última clase magistral

  • El conjunto azulgrana, con un solitario gol de Coutinho, brinda un triunfo a Iniesta en su adiós a la Liga

  • El ídolo fue sustituido por Alcácer en el minuto 80 con el Camp Nou en pie

Andrés Iniesta puso punto final a su etapa en la Liga y en el Barcelona en un partido que los azulgrana ganaron a la Real Sociedad (1-0) y en el que el capitán barcelonista no se dejó nada para volver a brindar destellos de la magia que aún atesora y que ahora disfrutarán en Asia. En una noche repleta de emociones, más que de fútbol, Xabi Prieto también salió en los últimos minutos para jugar su último episodio con la Real, con ovación también de un Camp Nou entregado a los dos que dicen adiós.

La primera parte resultó insulsa y, aunque ambos equipos tuvieron sus ocasiones, se notaba que al choque le faltaba un mínimo aliciente, ya que ninguno de los dos se jugaba absolutamente nada en una Liga ya decidida.

Sin Messi en el campo por segundo partido consecutivo, Iniesta intentó empujar a los suyos cuando el Barça se iniciaba en ataque, pero no tuvo la complicidad que encuentra en el argentino con otros socios, como Dembele y Coutinho, entre otros.

Sin dominador claro, a pesar de que la Real siempre se replegaba con muchos jugadores en los ataques estáticos azulgrana, el Barcelona optó por no desperdiciar los contragolpes, aunque ninguno de ellos concluyó en éxito, sobre todo por los desajustes en el pase.

En una de las muchas veces que Dembele intentó en solitario su cabalgada por la derecha, Raúl Navas lo cazó entrándole en el pie de apoyo cuando el francés ya se iba hacia Moyà. A pesar de aparatosidad de la entrada, y de que el francés requirió atención médica, Dembele se repuso y la jugada acabó en un libre directo sin más y una amarilla para el central del equipo vasco y otra a Suárez por protestar, en el minuto 43.

El trompazo sufrido por Dembele le obligó a pedir el cambio a los siete minutos del segundo tiempo, ya que el francés no tuvo buenas sensaciones.

La inoperancia de Barça y su escasa chispa delante la resolvió el brasileño Coutinho en una acción individual y en la que volvió a buscar el palo largo con un disparo cruzado para marcar un gran gol al que Moyà no pudo hacer nada (1-0).

La entrada de Messi cambió por completo el mapa del partido. La Real quedó bloqueada y el Barça se hizo con el dominio. En la primera intervención del argentino éste sirvió a Denis Suárez quien ante Moyà no supo definir.

En el 80 llegó el momento de la noche cuando se ordenó el cambio de Iniesta, quien salió emocionado y entre abrazos de los suyos, con todo el campo en pie coreando su nombre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios