Fútbol l Tercera División

Un triunfo de chispa y casta

  • Un gran Sergio Beato lidera la remontada del Puerto Real ante Los Palacios, que se marcha del Sancho Dávila enormemente enojado con la actuación del árbitro

El Puerto Real se reivindicó en la tarde de ayer frente a Los Palacios, ante el que consiguió una victoria merecida que le permite superarlo en la tabla clasificatoria. Los verdiblancos fueron de menos a más y al final del encuentro pudieron obtener un resultado más abultado que el 2-1 final.

Un choque que también tuvo varias jugadas discutidas por parte del bando sevillano, que se sintió gravemente perjudicados por la actuación arbitral del cordobés Moreno Aguilar. Si bien el resultado se antoja justo, ya que los verdiblancos hicieron más méritos que su oponente, que comenzó con fuerza pero se vino abajo en la segunda mitad. Brillaron con luz propia los refuerzos invernales del cuadro del Sancho Dávila, con un Sergio Beato en plan estelar y Chapi, que estrenó su cuenta anotadora en su primer partido en casa.

No obstante, las cosas no comenzaron bien para el Puerto Real, que se le olvidó poner el despertador y salió algo dormido en defensa. A los cinco minutos un despeje fallido de Raúl dejó el balón a los pies de Salvi, que no supo resolver el mano a mano con el guardameta verdiblanco. Sería el preludio de lo que aconteció un minuto más tarde, cuando Godino aprovechó una indecisión de la zaga local para establecer el 0-1. El sevillano rompió el fuera de juego llegando desde atrás y tras controlar el esférico batió al portero local con una bonita vaselina. Un gol al que intentó reaccionar el conjunto de casa, pero sin mucha claridad. En la recta final del primer tiempo, los de Boro subieron un poco el pistón y el ataque comenzó a carburar. De este modo, en el minuto 37 Chapi aprovechó un gran pase de Winde para superar de disparo cruzado la salida del cancerbero palaciego, llevando las tablas al tanteador antes del descanso.

En la reanudación, los de la Villa salieron con otro aire y pronto Beato pudo conseguir el segundo tanto, pero su disparo se marchó alto. En el minuto 58 se produjo la jugada que cambió el sino del choque: Los Palacios logró marcar por mediación de Salvi al sacar rápido una falta que pilló desprevenida a la defensa local, pero el festejo visitante quedó abortado por el fuera de juego decretado por el colegiado a instancias de su asistente. De lo que pudo haber sido el 1-2 se pasó en cuestión de dos minutos al 2-1. Una acción que también resultó rigurosa, ya que el árbitro sancionó fuera de área una falta por derribo a Winde que pudo haber sido penalti. A pesar de ello, Sergio Beato se sacó de la chistera un magistral lanzamiento que se coló por la escuadra derecha de Nacho ante el delirio de la parroquia verdiblanca.

A partir de ahí, el Puerto Real fue dueño y señor de la situación, gozando de varias ocasiones para ampliar el marcador, dos de ellas de Lolo, que en la más clara mandó la pelota al palo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios