fútbol lLiga BBVA

Las sospechas sobre amaños abren el debate

  • El Espanyol-Sporting centra las miras tras una supuesta denuncia ante la fiscalía

La Liga de Fútbol Profesional desmintió ayer haber denunciado irregularidades en la competición, pero admitió estar en alerta ante un posible arreglo de partidos en las últimas tres jornadas.

La Liga (LFP) aseguró que no ha "interpuesto denuncia alguna por irregularidades relacionadas con el normal desarrollo de la competición", una reacción ante las informaciones de prensa aparecidas ayer sobre una denuncia ante la fiscalía sobre el amaño del Espanyol-Sporting del pasado sábado que finalizó con un 0-3.

La Cadena SER aseguró ayer en su página web que la LFP "ha interpuesto una demanda ante la Fiscalía Anticorrupción por la sospecha de posibles amaños de partidos".

Según la emisora, la UEFA también estaría investigando apuestas sobre partidos de esta temporada en los que podrían estar implicados algunos jugadores.

La Liga sí admite que hace unas semanas mantuvo una reunión con el fiscal general del Estado para "prevenir" y tener una mejor coordinación con las autoridades jurídicas ante cualquier posible actuación "tanto en el ámbito de la prevención como en el de la investigación".

La LFP asegura estar "decidida y fuertemente comprometida con la lucha contra el fraude en la competición y utilizará todos los mecanismos a su alcance para evitarla, máxime cuando el Código Penal ya realiza una previsión respecto al delito de fraude deportivo".

Después de que saltase la noticia, las reacciones no se hicieron esperar. El consejero delegado del RCD Espanyol, Joan Collet, aseguró que el club blanquiazul irá "a por todas" en la defensa de su honor. "Esto viene de unas declaraciones de un periodista en un programa, se decía que era un miembro de la LFP. Queremos saber quién es. Iremos a por todas en esto, sea la LFP o sea quien sea. Si el nombre es de una persona que está dentro de la LFP, claro que el Espanyol tomará medidas en su contra", aseguró en rueda de prensa.

Por su parte, el entrenador del RCD Espanyol, Mauricio Pochettino, dijo que esas acusaciones son "un ataque claro contra el honor de este club, pero tenemos la tranquilidad de que el club se ha puesto manos a la obra para llegar al fondo de esta cuestión y salvaguardar el honor de cada uno de los que formamos parte de esta entidad. Esperemos que llegue hasta las últimas consecuencias, porque va a beneficiar a todos".

Javier Clemente, técnico del Sporting, consideró las acusaciones de amaño del partido ante el Espanyol como "un insulto al club, a los jugadores" y a él mismo, pero añadió que "tienen que ser los clubes los que tomen medidas para que estas cosas no pasen", y aseguró que ante el equipo catalán el Sporting "hizo un juego brillante".

El técnico fue más allá y pidió que la Federación cambie el sorteo del calendario para evitar que se produzcan acusaciones y comentarios sobre amaño de partidos. Clemente opina que la federación debería sortear de nuevo el calendario a la conclusión de la primera vuelta para que al final de la temporada coincidieran los partidos de los equipos de arriba jugando por el título y los de abajo por evitar el descenso, si bien reconoció que no se iba a hacer así nunca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios