Deportes

La revancha de Akinfeev

Igor Akinfeev. Igor Akinfeev.

Igor Akinfeev. / ABEDIN TAHERKENAREH / efe

Dicen que el tiquitaca se consagró el 27 de junio de 2008 en las semifinales de la Eurocopa entre España y Rusia. La selección que entonces dirigía Luis Aragonés rozó la perfección. En la portería rival estaba Igor Akinfeev, quien el domingo dio la puntilla a ese estilo.

Akinfeev, que lleva 13 años de titular indiscutible en Rusia, se vistió de héroe en la tanda de penaltis al detener los disparos de Koke y Aspas.

De carácter hosco, el guardameta del CSKA Moscú no dudó en abroncar a Ignashevich en el primer gol. Porque cuando Akinfeev frunce el ceño y levanta la voz todos se ponen firmes.

El nieto de Lev Yashin, Vasili Frolov, recuerda que con diez años Akinfeev jugaba con porteros varios años mayores que él, y que los técnicos de la secciones inferiores ya decían entonces que marcaría una época.

Debutó en el CSKA con 17 años y en la selección justo después de cumplir la mayoría de edad. Desde entonces, muchos porteros han pasado por la selección, pero nadie le ha hecho sombra.

En su momento, Alex Ferguson, mítico técnico del Manchester United, preguntó por él, pero prefirió seguir en su club, con el que consiguió seis ligas y la Copa de la UEFA en 2005.

No es un especialista en detener lanzamientos desde los once metros, pero sí ha salvado a sus equipos en más de una ocasión.

No obstante, en los últimos años había fallado en los grandes torneos: Mundial de Brasil, Eurocopa de Francia y Copa Confederaciones. Los rusos aún recuerdan su garrafal fallo hace cuatro años ante Corea del Sur en la primera fase mundialista.

Pero el domingo se reivindicó como auténtico líder de la que es considerada por muchos la peor selección de la historia del país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios