Fútbol | Segunda División B

El regreso de Pedro Ríos, el gran capitán

  • El San Fernando volverá a disponer de su buque insignia el domingo frente al Marbella.

Pedro Ríos conduce el esférico durante un entrenamiento. Pedro Ríos conduce el esférico durante un entrenamiento.

Pedro Ríos conduce el esférico durante un entrenamiento. / J.A.

Comentarios 0

Ha estado casi dos meses mordiéndose las uñas en la grada. Cuando sus compañeros del San Fernando CD terminaban los partidos, el primero que los esperaba en la bocana de vestuarios era su buque insignia, su capitán, su hombre referencia, Pedro Ríos.

Una microrrotura, que en un principio se presuponía para dos semanas, se ha convertido en casi dos meses sin poder estar disponible para el entrenador. El motivo, dos recaídas de la lesión y no contar con su concurso hasta que estuviese totalmente recuperado, como lo han estimado conveniente tanto José Pérez Herrera como su cuerpo técnico.

Pero el domingo ya volverá a vestirse de corto, ya apoyará a los suyos desde el terreno de juego y estará, si no hay sorpresas de última hora, entre los 18 hombres que se desplacen hasta tierras malagueñas para medirse al Marbella.

A Pedro Ríos se le nota un semblante diferente durante esta semana. Quizás consciente de que ya se han superado los problemas de manera definitiva y que el calvario ha pasado. Sobre todo, porque lo ha pasado mal durante tantos días, viendo la necesidad que podría haber tenido el equipo de su presencia.Nos recibe sonriente y complaciente. Con esa alegría nos comenta que "estoy deseoso de que llegue el domingo, que llegue el partido y que pueda volver a jugar porque lo he pasado francamente mal", sentenciaba el jugador cuando terminaba la sesión preparatoria de ayer jueves.

Igualmente, Pedro Ríos decía que lo que está haciendo el equipo azulino "es fantástico. Creo que somos un grupo impresionante, que disfrutamos tanto en los partidos como en los entrenamientos y lo cierto es que se respira un ambiente tremendo de ilusión".

Es de la misma opinión que el resto de sus compañeros y afirmaba que "tenemos que ir partido a partido. Nuestro objetivo era la permanencia y a partir de que logramos los puntos necesarios la verdad es que la presión que nos ponemos es ver al rival siguiente, seguir trabajando de la misma forma. Si las cosas continúan saliendo bien, pues ya se verá".

Pedro Ríos recuerda lo que ha pasado con angustia y respecto a ese tema comentaba que "he tenido mala suerte, porque cuando todo parecía resuelto llegó una recaída de la lesión que me ha tenido por el camino de la amargura, pero solamente queda olvidarlo y seguir para delante con ilusión".

El próximo domingo se visita Marbella, una localidad donde el equipo azulino siempre ha sacado buenos resultados: "Ellos están apretados e irán a por todas, pero nosotros contamos con la ventaja de que no jugamos con la ansiedad que pueden jugar ellos. Hay que aprovechar esta situación para sacar algo provechoso del segundo desplazamiento consecutivo que realizamos".

Seguía hablando y mostraba una alegría incomparable, afirmando que "estoy muy feliz y me encuentro muy bien. Está claro que es importante coger el ritmo de los partidos y que eso va semana a semana, pero tener la posibilidad de ir convocado me llena de ilusión".

El delantero recuerda el partido del pasado domingo ante el Recreativo de Huelva, con un ambiente claramente en contra, y cómo reaccionó el equipo frente a las adversidades: "Mis compañeros estuvieron soberbios y lo cierto es que realizaron un extraordinario partido, donde no hubiese sido extraño traernos una victoria. Creo que el gol de Pau Franch en el descuento solamente hizo justicia a medias", señalaba para finalizar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios