Deportes

Un punto de sabor algo amargo

  • El Cádiz B, de más a menos, concede el empate en el último instante

El Cádiz B cedió dos valiosos puntos en el minuto 89 aunque el empate hizo justicia a lo visto en el terreno de juego porque en los minutos finales el Cabecense mostró un gran espíritu de lucha y se lanzó, con más corazón que cabeza, a la búsqueda de un empate que finalmente consiguió por medio de Gabriel. El filial gaditano llegaba en el mejor momento de la temporada al Carlos Marchena y se notó porque fue un conjunto correoso durante los noventa minutos del encuentro. Con este empate, los de Fernando Niño están sumando puntos en las últimas jornadas por lo que, partido a partido, van confirmando su recuperación tras un pésimo inicio de temporada. Los amarillos sólo han perdido dos veces lejos de El Rosal.

La primera parte no tuvo historia. El Cabecense demostró que está en una clara dinámica negativa mientras que el filial amarillo daba motivos por los que está en zona de descenso. En estos primeros 45 minutos reinó el centrocampismo sin calidad, con constantes imprecisiones y pérdidas de balón. Los 400 espectadores que se dieron cita en el Carlos Marchena pasaron un auténtico suplicio viendo las limitaciones técnicas de los entregados jugadores de ambos conjuntos.

Tras el paso por los vestuarios cambió el panorama, no tanto por la calidad del juego sino porque, al menos, hubo goles, más emoción e incertidumbre por el resultado.

A los cinco minutos de la reanudación se adelantó el Cádiz B por medio de José Mari, que remató al fondo de las mallas un balón mal rechazado por la zaga local, que estuvo muy imprecisa. Pocos minutos después los amarillos pudieron anotar el segundo gol, pero Carri estrelló el balón al poste.

Fue el punto de inflexión que necesitaban los de Alonso Ramírez, porque a partir de ese momento se hicieron los amos del partido y empezaron a arrinconar al Cádiz B en su propia área. Dueños del balón y jugando permanentemente en campo de un rival cada vez más arrinconado los minutos finales fueron un auténtico asedio del Cabecense. El premio del gol no llegó hasta el minuto 89, cuando en la salida de un saque de esquina Gabriel remató de cabeza al fondo de la red. El punto logrado por el Cabecense fue muy trabajado pero hizo justicia al coraje mostrado por los de Las Cabezas de San Juan, que en los últimos minutos dominaron con claridad el choque y sólo la falta de gol, mal endémico de los locales, evitó que consiguieran los tres puntos, una victoria que cada partido que pasa se antoja más necesaria.

Cabecense: Madruga, Iván, Francis, Salas, Bucarat, Pipa (Carlitos, 58'), Edu Calderón, Guti, Gabriel, Jesús Mari y Alberto Vega. Cádiz B: Manu López, Jaime, Molina, Diego González, Pepe Castaño, Sana, Miguel, Óscar (Cintas, 67'), Canty, Carri (Pepe Carmona, 89') y José Mari (Kevin, 75'). Goles: 0-1 (50') José Mari. 1-1 (89') Gabriel. Árbitro: Bewernick Galayo (granadino). Tarjetas amarillas a Salas, Gabriel, Pipa, Alberto Vega y Jesús Mari, y a los visitantes Canty, Pepe Castaño y José Mari. Incidencias: Unos 400 espectadores en el Carlos Marchena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios