Fútbol | Segunda División B

La presión es ahora ilusión

  • El San Fernando no arroja la toalla, sigue fiel a su filosofía de ir partido a partido y se marca el objetivo, antaño impensable, de jugar la Copa del Rey

El equipo azulino prepara con toda la ilusión del mundo el partido del domingo ante el Cartagena. El equipo azulino prepara con toda la ilusión del mundo el partido del domingo ante el Cartagena.

El equipo azulino prepara con toda la ilusión del mundo el partido del domingo ante el Cartagena. / Román Ríos

No arroja la toalla, pero no se obsesiona. El San Fernando continúa fiel a su filosofía y desde el seno de la entidad azulina se sigue pensando y afirmando que se tiene que ir partido a partido, que los objetivos propuestos se están cumpliendo y que el más inmediato es conseguir asegurar el participar el año que viene en la Copa del Rey, objetivo que, dicho sea de paso, se encuentra al alcance de los isleños.

Y es que hay que echar la vista atrás y saber que lo que, en teoría, debería de ser en estos momentos la presión por conseguir los puntos necesarios para mantener la categoría se ha transformado en la ilusión por seguir entre los más grandes del grupo.

A pesar de los últimos resultados cosechados, el titular de La Isla no ha perdido su ADN

No cabe la menor duda de que el equipo azulino, por su presupuesto, tendría que estar en la situación que se encuentran equipos como el Villanovense, Jumilla, Sanluqueño o Ejido y, por contra, los hombres de José Pérez Herrera, que están cuajando la mejor temporada desde que militan en Segunda B, se encuentran a tres puntos de la fase de ascenso a Segunda División A, cosa que tiene un mérito increíble.

Por eso la presión que se debería de tener se ha convertido en la ilusión de un sueño y así lo viven el plantel y el cuerpo técnico del conjunto de La Isla que afirma, al unísono, que los objetivos han ido llegando conforme la temporada ha ido avanzando y que, de momento, se han cumplido los dos primeros, el de conseguir la permanencia y el de superar los 56 puntos, cota más alta que había tenido el cuadro azulino en sus participaciones en la división de bronce del fútbol español.

Ahora solamente se mira la página siguiente en cuanto a objetivos se refiere, que no es otra que la de disputar el año que viene la Copa del Rey, situación que hubiesen firmado todos los aficionados y seguidores azulinos a principios de temporada.

Por ello, principalmente, el partido que el próximo domingo, a partir de las seis de la tarde, se disputará en el Iberoamericano de Bahía Sur ante el Cartagena tiene que ser una auténtica fiesta entorno al SanFernando, que afrontará el partido repleto de ilusión y de ganas de conseguir dar una nueva alegría a sus aficionados.

Y es que, a pesar de los resultados cosechados en los últimos partidos, de lo que no cabe duda es que el cuadro de José Pérez Herrera no ha cambiado su ADN y a pesar de no lograr la victoria en partidos ante el Don Benito, Talavera o Recreativo Granada, los de La Isla sí han dado muestra de ser dominadores del encuentro, de crear ocasiones de gol y de faltarle fortuna en los metros finales.

Principalmente eso es lo que deja más tranquilo al cuerpo técnico azulino con el técnico jerezano a la cabeza, saber que no se ha cambiado para nada la forma de afrontar los encuentros y tener claro que estos partidos que restan hasta el final de temporada son encuentros para disfrutar y para que el ambiente entorno al plantel sea mejor que nunca.

De la misma forma, la directiva azulina ha ideado otra promoción para el choque del domingo y, con la intención de ver las gradas del Iberoamericano con más aficionados, se han puesto a disposición de los socios dos entradas al precio de una para el choque ante el cuadro cartagenero.

Cabe recordar que el equipo murciano es uno de los que mayores presupuestos tienen de la categoría y que se quedó la temporada pasada a un paso de conseguir el ascenso a Segunda A. Esta temporada ha sido el enemigo a batir de todos y llega a La Isla con la imperiosa necesidad de conseguir tres puntos que prácticamente amarren la disputa de los play-offs de ascenso.

Los isleños, por su parte, afrontarán el choque con una dosis de ilusión permanente, a sabiendas que los deberes ya están hechos desde el pasado mes de febrero y con la tranquilidad de no estar con la necesidad que tienen, en estos momentos, equipos que buscan los puntos suficientes para salvar la categoría y estar una temporada más en la Segunda División B.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios