fútbol lSelección

A poner fin a la maldición

  • España se mide a la incómoda Chile para olvidar la mala imagen mostrada en los anteriores choques amistosos · La titularidad de Negredo y el regreso de Sergio Ramos y Xavi, principales novedades

España mide fuerzas en Suiza ante una de las selecciones más potentes de Sudamérica, Chile, que busca un nuevo rumbo sin Marcelo Bielsa en el banquillo, con el objetivo de mostrar su verdadera cara también en los amistosos, recuperada la unión que se tambalea cada vez que se disputa un clásico.

Todo vuelve al origen. Lo que rompen los clásicos lo une la selección española. Los calientes enfrentamientos entre los que forman la columna vertebral de España, los internacionales de Barcelona -nueve en la última convocatoria- y Real Madrid -cinco-, quedan apaciguados en cuanto se convierten en compañeros.

Los últimos incidentes en la Supercopa de España ya son pasado y, limadas las asperezas, los internacionales enfocan el duelo amistoso con Chile como una buena piedra de toque para dejar sentenciado el pase a la Eurocopa 2012, en Logroño el próximo martes frente a Liechtenstein.

De los errores se aprende. Goleadas encajadas tras ser campeones del mundo ante Argentina y Portugal. Mala imagen ante México. Una derrota en el último encuentro ante Italia. España es el rival a batir y ha comprobado cómo bajando mínimamente la guardia puede perder. Esos resultados han provocado que España deje de ser líder en el ranking FIFA. Y el grupo tiene el objetivo de recuperarlo.

Para ello, Vicente Del Bosque también aprende de los errores. Entre el exceso de confianza por citar a pocos defensas para Bari y las lesiones a última hora, tuvo que improvisar con Busquets de lateral derecho y Javi Martínez de central. Para evitarlo llega con tres novedades defensivas. Los jóvenes Martín Montoya, Álvaro Domínguez y Alberto Botía.

En principio ninguno comenzará ante Chile, donde la principal novedad en el once, junto al regreso de Sergio Ramos y Xavi, será la presencia de Negredo como referencia ofensiva, mandando al banquillo a Torres.

La historia está del lado español. Nunca perdió en ocho enfrentamientos ante Chile. El último, fresco en la memoria, fue una liberación. En el Mundial de Sudáfrica en la tercera jornada de la fase de grupos, cuando un gol de Villa desde 40 metros quitó de un plumazo la ansiedad. El triunfo final español 2-1 clasificaba a los dos a octavos de final.

Desde entonces en Chile cambió el jefe. Marcelo Bielsa decidió buscar un nuevo rumbo en el Athletic. Dejó una filosofía, un gusto por el orden y juego de ataque, que intenta mantener Claudio Borghi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios