Liga adelante

La polémica no deja de envolver al Xerez

  • El abogado del concurso de acreedores no se fía del accionista mayoritario para cederle ya el control

Como se esperaba, Javier Tebas se comunicó con claridad y sin necesidad de enviar ningún comunicado. A pecho descubierto y sin pelos en la lengua, el que hasta hace poco era un personaje siniestro para el xerecismo más truculento, ahora es el paraguas que puede evitar que el club haga aguas con la llegada de Energy.

El abogado del concurso de acreedores dio titulares y fue aparentemente sincero en todo momento. La frase de la mañana fue la de que "Ricardo García es un friki", pero no fue la única. La de "Jesús Gómez no es un friki, pero sí un desubicado", tampoco estuvo nada mal, pero la que encierra todo su mensaje es que "hay que intentar que llegue gente seria y si es posible, jerezana". Es decir, que los sevillanos no le transmiten confianza pensando en el bien de la entidad y desliza que cuenta con un grupo jerezano (una familia para ser más exactos) que sí reúne los requisitos para hacerse con una entidad que va a la deriva.

Está claro que el oscense se posiciona en contra de la posibilidad de que la aventura del arquitecto sevillano siga adelante porque "un club de fútbol no se puede vender a cualquiera". Y, por lo que se ve, para él Ricardo García responde a ese perfil: "Ricardo García es friki. No lo digo en plan despectivo, sino como aquellos que van al fútbol con desconocimiento de gestionar y que se lanzan al vacío. No le importa ni lo que debe, ni qué estructura tiene, ni qué relaciones institucionales. Es osadía. Con Jesús Gómez, tuve una larga conversación y coincide que es arquitecto y un compañero suyo de facultad es amigo de Huesca y me dio mayor cercanía. Arquitectura no es una carrera fácil, es necesario un nivel intelectual elevado y le pregunté qué hacía aquí, que no me cuadraba. A Jesús Gómez no lo considero un friki, pero está desubicado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios