Deportes

Un podio histórico

  • El chiclanero Butrón amarra la tercera plaza final y se convierte en el primer español en los puestos de honor

José Antonio Butrón se convirtió ayer en el primer español que concluye el Mundial de motocross en el podio, al amarrar en la última prueba de la temporada, celebrada durante el fin de semana en el circuito de la localidad holandesa de Lierop, el tercer puesto de la clasificación general de MX2.

Curiosamente, aunque quizás por los nervios ante una ocasión histórica, el chiclanero firmó la peor actuación de la temporada, ya que terminó el Gran Premio del Benelux en la 16º plaza, la misma desde la que partía tras la discreta calificación del sábado. Eso sí, el joven piloto de KTM sumó justo los puntos que necesitaba para asegurar el podio, 12, sin estar pendiente de lo que hiciera el único rival que podía arrebatarle la gloria, el francés Chistophe Charlier, que afrontaba la última cita del curso con una desventaja de 39 puntos.

Sin duda con menos ambición que en las anteriores carreras del campeonato y también casi con la calculadora en la mano, Butrón disputó las dos mangas sin arriesgar lo más mínimo para alcanzar el objetivo. Dicho y hecho. En las dos pruebas acabó el 15º, sumando 6 puntos en cada una que le garantizaban el tercer puesto final.

En cualquier caso, Charlier no cumplió su parte y, lejos de pelear con los mejores por los triunfos que le resultaban poco menos que imprescindibles, sólo pudo hacer un 8º en la primera carrera y un 11º en la segunda, lo que se tradujo en un 7º en el G.P. y 23 puntos que le dejan en la cuarta plaza con 490, a 28 de Butrón, que ahora se centrará en el Gran Premio de las Naciones.

Por su parte, como colofón a su extraordinaria campaña, el local Jeffrey Herlings selló otro doblete en su regreso tras lesión, por delante de los franceses Dylan Ferrandis (segundo y tercero) y Jordi Tixier (tercero y cuarto), que ya tenía asegurado antes de la carrera el subcampeonato mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios