Deportes

La pelea de Valverde y el Movistar por el podio

Animados por su buena contrarreloj en Burgos, el Movistar y sus dos grandes figuras, Alejandro Valverde y Nairo Quintana, intentaron pelear en la última semana de carrera por un podio en la Vuelta que tenían casi perdido.

Los azules han cumplido su palabra. Será verdad que lo están intentando que unos de sus rivales, y otrora compañero, Purito Rodríguez, los ve corriendo a lo "loco" en la carretera. Es curiosamente el catalán el que posee el último puesto del cajón, con una ventaja de 1:38 minutos sobre el colombiano y dos minutos respecto al murciano.

Nadie puede decir que el Movistar no lo está intentando, aunque sin demasiado éxito. No sacó nada el jueves camino de Riaza ni lo hizo ayer en Ávila. Dos etapas que, además, estuvieron marcadas por escapadas de muchos minutos que impedían un triunfo parcial, un consuelo de los apartados de las posiciones de honor en la general.

Si el jueves se movieron tanto Quintana como Valverde entre la media docena de infructuosos latigazos de Fabio Aru sobre Tom Dumoulin, ayer fue el de Las Lumbreras el que se dejó muchas gotas de sudor rumbo a Ávila. Un ataque estimable, aunque condenado a ser poca cosa. Valverde no esperó a los adoquines de la ciudad de Santa Teresa y atacó subiendo y bajando en una carretera que parecía una autovía.

Con la entrada del terreno decisivo, los adoquines hacia la muralla, y con el acelerón por detrás de un Dumoulin que quiso dar a Aru de su propia medicina, Valverde cedió. Otro día infructuoso para él y su equipo, aunque todavía les queda la jornada de hoy, la gran etapa por la sierra de Madrid y sus cuatro puertos de primera. Un día señalado en el recorrido y una nueva oportunidad para Eusebio Unzué y los suyos.

Una etapa para seguir a lo "loco", como dice Purito, ya que al Movistar no le vale un ataque en el último puerto para enjugar la gran desventaja que tiene respecto al podio. Un retraso en la clasificación que están peleando denodadamente por recortar. Sobre todo un Valverde que avisa cada día: "El podio no está decidido". Y añade desde Burgos: "Yo soy siempre combativo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios