Deportes

La pala gusta en la provincia

  • Cádiz presume de ser cuna de campeones tras la favorable evolución de los últimos años La Bahía y el Campo de Gibraltar, principales focos

El pádel se expande desde hace años por la provincia como una fiebre que invade a multitud de gaditanos sin importar su edad o condición física. Cada vez más gente toma entre sus costumbres la de coger de vez en cuando una pala, no con intención de trabajar, sino para practicar este deporte de manera amistosa. Y cuando la afición se extiende, los campeonatos nacen y se multiplican hasta dar lugar a una serie de jugadores competitivos, incluso semiprofesionales. Este último paso ya lo ha dado la población gaditana, entre la que se ha extendido exponencialmente la práctica de este deporte que tan en boga está.

En la actualidad, Cádiz presume de ser una de las provincias andaluzas más exitosas en este deporte. Como prueba de ello ostenta el vigente título de campeona de Andalucía en categoría absoluta masculina, de la mano de un equipo liderado por las dos figuras de moda del pádel gaditano: Álvaro Cepero y Juan Lebrón. Ambos juegan también en la selección andaluza, la cual liderarán también en pocos años si siguen progresando como hasta ahora.

Para más inri, la provincia ya rondaba este título desde hace un año, cuando Ignacio González y el mayor de los Cepero, Francisco, consiguieron llegar a la final, pero en aquel caso sucumbieron.

Pero los éxitos no se quedan en la categoría absoluta masculina, ya que la provincia también ostenta el título andaluz de menores tanto en el masculino como en el femenino. Y además tiene a una triunfadora, ya no a nivel regional, sino nacional: Inma Delgado, campeona en categoría veterana en parejas y mixta.

Este deporte vive una evolución ascendente en la región desde hace seis años, con la creación y potenciación de nuevos torneos y los atractivos premios que van aparejados a muchos de ellos. Según afirma a este periódico Alberto García Trigo, delegado provincial de la Federación Andaluza de Pádel, aproximadamente, entre las 8.000 licencias federadas que hay en Andalucía, unas 1.500 son de jugadores gaditanos. Asimismo, facilitó a este medio los últimos datos oficiales, del mes de febrero, en el que a falta de que se inscribieran muchos jugadores (según sus cálculos, deben haberse doblado las cifras) el número era de 761 licencias, de las cuales 162 pertenecían a categoría absoluta mientras que 222 eran de menores y 377 de los veteranos. Se conforma por tanto una escueta radiografía del pádel gaditano, con un amplio número de jugadores federados a nivel absoluto, una prometedora cantera, y un grueso de deportistas veteranos (especialmente en el grupo de edad entre 40 y 50 años). Este dato deja entrever una de las grandes ventajas que tantos adeptos está atrayendo a este deporte: su universalidad en lo referente a la edad. A diferencia de otras disciplinas, más complicadas de practicar a partir de cierta edad (como pueda ser el fútbol o baloncesto), el pádel permite a pequeños y mayores participar por igual, aunque para la competición deban ser separados en sus respectivas categorías, por supuesto.

La práctica de este deporte se concentra sobre todo en dos focos: la zona de la Bahía, con El Puerto y Jerez, y por otro lado el Campo de Gibraltar, donde La Línea tiene también gran potencial. El primero abarca cerca de un 80 por ciento de las licencias provinciales y tiene entre ambas ciudades 16 equipos federados, mientras el segundo cuenta con buenas instalaciones para el deporte y jugadores destacables, como la pareja antes citada Cepero-González (aunque muchos de ellos compiten más en los campeonatos de Marbella y Málaga que en los de Cádiz, por comodidad en el desplazamiento). Además, también en otros lugares como San Fernando, Rota o Chipiona hay también una afición destacable por este deporte, pero a nivel federado se reduce a la existencia de clubes pequeños.

Uno de los factores principales que ha potenciado esta evolución del pádel ha sido la creación de nuevas competiciones. A lo largo del año hay diversos campeonatos en la provincia organizados por la Federación Andaluza de Pádel. En febrero se celebran los campeonatos provinciales de cada categoría, más tarde se celebran múltiples pruebas puntuables a partir de las cuales se elabora el ránking para toda la comunidad autónoma, y por último se celebra un circuito andaluz consistente en cuatro pruebas cuyos mejores clasificados disputan al final un máster entre ellos. Tampoco hay que olvidar los campeonatos de equipos absolutos y veteranos que se disputan en diversas fechas durante todo el año. Todas estas competiciones sirven para que el pádel gaditano siga creciendo y los nombres propios, como el de los Cepero o Lebrón, se erijan como figuras aptas para las grandes citas.

Por otro lado, está la rivalidad con un deporte hermano: el tenis. Desde la Federación niegan esta rivalidad y afirman que muchos deportistas entrenan ambas disciplinas para complementar la una con la otra. Pero en ningún caso se pisan ni estorban.

Y si el pádel está más de moda que el ténis es porque resulta más fácil de practicar, según cuenta García Trigo. Es por eso que cada año más personas, sean de la edad que sean, deciden abonarse al deporte de la pala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios