Atletismo l Europeo en pista cubierta

La obligación de remontar el vuelo

  • Competirán en París 36 españoles, con Nuria Fernández presta a reivindicarse

Detener la caída, iniciada tras tocar cumbre en la edición de Madrid 2005 con 12 medallas, y remontar el vuelo para acallar desde la pista el ruido mediático de la Operación Galgo, es el doble objetivo de la selección española de atletismo en los Europeos en pista cubierta de París. Desde hoy al domingo, en el Omnisports de Bercy, un equipo de 36 atletas (20 hombres y 16 mujeres) capitaneado por Manuel Martínez, se enfrenta esta semana al reto de restañar la herida y cerrar el ciclo europeo con la sensación de haber dejado atrás la crisis.

La incorporación de la campeona de España de cross (y de Europa de 1.500 al aire libre) Nuria Fernández en el último instante removió en el equipo español los sedimentos de la Operación Galgo, pero la madrileña, ex discípula de Manuel Pascua, uno de los entrenadores presuntamente implicados en la trama de dopaje, ha resuelto dar la cara sobre la pista y rebatir a sus acusadores, como viene haciendo en la campaña de cross.

A sus 34 años, Nuria es una de las opciones de medalla para España en París. Las otras residen en las carreras sobre el anillo, los saltos y tal vez en la vallista Josephine Onyia si ha logrado recuperarse por completo de su rotura de fibras.

Desde las 12 medallas y los 19 finalistas de Madrid 2005, el atletismo español ha ido perdiendo fuelle en los Europeos bajo techo. En Birmingham 2007 fueron 10 metales y 14 finalistas. En Turín se agravó el recorte (5 y 11) y, por primera vez desde Valencia 1998, no hubo un solo campeón.

El atletismo español sólo tiene dos atletas encaramados en los primeros puestos del ranking europeo del año, y los dos en 800: los sevillanos Kevin López (1:46.06) y Manuel Olmedo (1:46.07), aunque este último correrá los 1.500.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios