Tenis l Wimbledon

De nuevo una final entre las Williams

  • Será la cuarta ocasión que las hermanas luchen por el título con un bagaje de 2-1 a favor de Serena

Las hermanas Williams, Venus y Serena, reeditarán mañana en la hierba de Wimbledon la final del pasado año, tras solucionar de manera bien distinta sus compromisos en semifinales del tercer Grand Slam de la temporada.

Serena sufrió para imponerse a la rusa Elena Dementieva, que llegó a contar con dos bolas de partido, en una contienda que se alargó hasta casi las tres horas. Por contra, la mayor de las Williams necesitó sólo 51 minutos para sellar su cita en la final.

La vigente campeona, Venus, se mostró impecable tanto al resto como con su servicio y se impuso por un convincente 6-1 y 6-0 a la rusa Dinara Safina, principal cabeza de serie en el tradicional torneo londinense. La moscovita no encontró su juego y volvió a tropezar en un momento decisivo.

Por su parte, Serena tuvo que sufrir sobremanera bajo la atenta mirada de una pista central hasta la bandera. La norteamericana, de menos a más, fue mermando las opciones de Dementieva, cuarta favorita, que pagó el factor psicológico hasta su triunfo (7-6(4), 5-7 y 6-8).

La rusa, que desplegó mejor tenis, no fue tan efectiva como su rival y dejó escapar un 1-3 a su favor en el segundo set, después de haberse impuesto en la manga inicial. Williams se rehizo con mucho empaque y volvió a poner en semifinales el techo de su oponente.

La final será la cuarta pelea entre ambas en la hierba londinense. En 2002 y 2003 el triunfo fue para Serena, pero la más reciente -la del año pasado- cayó del lado de Venus. Un nuevo juicio para determinar la supremacía de una de las Williams.

En el cuadro masculino, Roger Federer buscará hoy ante el alemán Tommy Haas perfilar su entrada en otra final de Wimbledon, la séptima consecutiva, donde sueña con convertirse en el único jugador de la historia que suma 15 grandes, mientras que el escocés Andy Murray sigue avivando la fe británica en el tenis patrio en la otra semifinal, con el norteamericano Andy Roddick como adversario.

Los organizadores, las televisiones, la mayor parte de los aficionados y los expertos desean que Federer y Murray disputen el domingo la final del torneo, pero ni Haas, verdugo de Novak Djokovic en cuartos de final, ni Roddick, que se deshizo de Hewitt, se lo pondrán fácil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios