fútbol Segunda División B

Es el momento de que cumpla la plantilla

  • Al San Fernando le urge aparcar la crisis institucional para estrenar el casillero de triunfos ligueros

Lolo Guerrero, sancionado por coleccionar tarjetas amarillas.

Lolo Guerrero, sancionado por coleccionar tarjetas amarillas. / román ríos

Ahora es el momento de ellos. Ahora son ellos los que tienen que hablar. Ahora hay que olvidar, dentro de lo que se pueda, lo que ocurre en la parcela institucional, para pensar única y exclusivamente en el ámbito deportivo, en el encuentro que se afronta, en la primera victoria de la temporada, en callar bocas con un triunfo, en enderezar la nave en el apartado deportivo.

Y es que es la hora de los jugadores, del equipo. No cabe la menor duda de que durante la semana el plantel ha querido, apuesten a que no lo ha conseguido, ausentarse de los graves problemas institucionales que se han sufrido con la marcha del presidente y su directiva, con la celebración de una asamblea y la llegada, por un mes, de una junta gestora que trabaja por cumplir el día a día de un club que, de manera sorprendente, ha llegado a estar a la deriva, carente de mandatarios y envuelto en un mar de dudas.

Es la hora de un equipo que ha hecho méritos de sobra para sumar muchos más puntos del que lleva. Ya el final de la semana ha terminado de ser convulso cuando se ha anunciado casi de manera definitiva -aún queda un último recurso- que se ha perdido el partido donde se logró el otro punto que debería estar en el casillero de los isleños, el volatilizado por alineación indebida ante el Villanovense.

Pero José Pérez Herrera y los suyos han puesto un muro de hormigón entre los problemas y ellos, conscientes quizás de que eso no ayuda en nada al equipo. Es más, desestabiliza la unión que existe en el plantel azulino.

En el apartado deportivo, dos buenas noticias y dos malas. En el apartado de las buenas, la vuelta de dos jugadores que pueden ser importantes en el futuro más inmediato. Pérez Herrera recupera al central-lateral Sergio Noche después de que solamente hubiese podido jugar algunos minutos en el primer partido de competición. Su puesta a punto es casi definitiva, aunque la falta de rodaje podría hacer que de inicio comenzase en el banquillo. El otro es Óscar Martín, ya superados sus problemas. El centrocampista ha contado a cuentagotas, pero tiene en su haber el mejor gol de los isleños desde que comenzase la temporada, aquel que anotó, antes de lesionarse, ante el Córdoba B.

En el capítulo de bajas, dos sensibles para afrontar el choque ante el Granada B. Uno de los baluartes en el centro de la zaga, Lolo Guerrero, tendrá que ver el encuentro desde la grada por acumulación de amonestaciones. El segundo será el lateral Juanje Torrejón, que continúa con su proceso de recuperación y al que le restan, al menos, tres semanas más para estar con sus compañeros.

Por lo demás, los de siempre, con la duda de saber cómo conformará el técnico la zaga, donde los problemas planean desde antes, incluso, de comenzar la temporada regular.

Enfrente estará un equipo renovado que cuenta sus últimos cuatro compromisos ligueros por victorias, que tiene un bloque defensivo envidiable ya que apenas ha encajado goles desde que comenzó la competición y donde viene un viejo conocido de la afición de La Isla, Pablo Vázquez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios