Deportes

"Tenemos que mejorar las cifras a domicilio"

  • Claudio no esconde que el equipo debe sacar más puntos fuera de casa y avisa del peligro del Betis B

El nuevo año empezó con victoria contra el Arroyo y el reto es mantener el camino abierto la semana pasada. El entrenador del Cádiz, Claudio Barragán, avisaba ayer de la dificultad del choque contra el Betis B, pero mostraba su confianza en que sus jugadores compitan bien en busca de un triunfo que sería importante. "El año comenzó como queríamos. No fue nada fácil porque siempre cuesta un poco conectar después de las vacaciones, pero afortunadamente se consiguieron los tres puntos, que era lo principal. A ver si podemos empezar igual la segunda vuelta ante un rival que lo va a poner difícil en su campo", señalaba el preparador cadista en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva de El Rosal a la conclusión del entrenamiento matutino.

Destacaba el técnico las virtudes del filial verdiblanco. "Además de su juventud, que es algo importante, se trata de un equipo que ha ido de menos a más, se encuentra en plenitud en todos los sentidos. Tiene rapidez y calidad, y es de los equipos que están mejores en la actualidad. Es el que más partidos ha ganado del grupo".

Cuando se le recordaba al inquilino del banquillo del Cádiz que el Betis B es el conjunto que más partidos ha perdido en su feudo, no dudaba en señalar que al equipo de Heliópolis "le gusta llevar la iniciativa". Abogaba por ello por "intentar dominar el juego y las dos áreas, eso es lo importante para tratar de ganar el partido". No ocultaba que las acciones a balón parado también son importantes. "Hago hincapié en ellas, hay que tener mucha concentración, los cinco sentidos, porque dan puntos".

Salía a colación en la rueda de prensa el mercado de fichajes que permanece abierto durante el mes de enero. ¿Ha pedido el entrenador a los Reyes Magos algún refuerzo? Claudio aseguraba que "a los Reyes les he pedido trabajo y mucha salud", aunque a renglón seguido se mostraba algo más sincero al reconocer que "mentiría si dijese que no estamos viendo, pero no resulta fácil. Si se incorpora alguien tiene que ser para aportar más de lo que tenemos". ¿Un lanzador a balón parado? El técnico respondía que "es evidente que necesitamos un futbolista de esas características, pero no podemos pensar en eso cuando por encima de todo tenemos un buen plantel y por delante tenemos tres puntos por disputar". Apostilla además que no se trata sólo de que ese jugador sepa lanzar, sino que también juegue bien. "Si no, me ponía yo a lanzar con 50 años", afirmaba en tono bromista.

Sobre la posibilidad de hacer fichajes apuntaba que "está todo en el aire". Llegado el caso, admitía que no tendría problemas en comunicar a un jugador su baja porque "esto es fútbol y hay que aceptarlo como tal".

Salía de nuevo a escena el encuentro contra el Betis B. "Será un buen partido, es positivo que acuda nuestra afición porque es importante que el ewquipo que sienta respaldado. Ojalá salgo todo como deseamos. Debería verse un buen partido por la forma de jugar de los dos", añadía el valenciano.

El responsable del vestuario es consciente de que el Cádiz debe dar un paso al frente a domicilio. "Los números fuera de casa están ahí y hace falta mejorar para conseguir el objetivo. Queda toda la segunda vuelta por delante y tenemos que mejorar porque los números no están muy acordes con el objetivo que hay marcado".

La escuadra amarilla ocupa la segunda posición y aunque la meta es el liderato, Claudio no está impaciente por llegar al primer puesto. Comentaba al respecto que "no le meto presión al equipo por este motivo, es lo último que haría. Cuando hay que quedar primero es al final de la Liga. Ahora estamos a tres puntos, al pie del cañón, y hay que mantener esa distancia, lo importante es que no fallemos y entonces lo conseguiremos". El entrenador recordaba que "todos nos jugamos lo mismo y por mucho presupuesto que haya todos somos equipos de Segunda División B. Lo único de Primera es el club, la afición y el estadio".

"Soy demasiado exigente, me ha ido bien así donde he estado y no voy a bajar el pistón. El otro día corrimos más que el balón y las prisas son malas consejeras, es la única queja que tengo del partido contra el Arroyo", recalcaba Claudio antes de desarrollar su última intervención referida a la primera cita de la segunda vuelta. "El otro día veníamos de las vacaciones y el campo no estaba como queríamos, aunque hay que saber adaptarse. Pero esta semana no hay excusas. Todo invita a que el equipo compita y haga un buen partido. Hay que hacer las cosas bien, equivocarnos menos y a partir de ahí el equipo tendrá mucho ganado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios