polideportivo lCádiz

Entre los matices y la justificación

  • Eulen revela que solicitó la resolución del contrato el 30 de agosto al Ayuntamiento

La empresa Eulen, que presta en la actualidad sus servicios en diferentes instalaciones deportivas de Cádiz como concesionaria de pliego de condiciones, emitió ayer un comunicado a través de su apoderado, Borja Díaz-Canel, para matizar algunas cuestiones relacionadas con el conflicto que mantiene con el Ayuntamiento de la capital por impago de facturas.

En primer lugar señala que "nunca ha sido ni será intención de Eulen echarle un pulso al Ayuntamiento, y mucho menos usando a los trabajadores", recordando que "desde que iniciamos el contrato el 1 de mayo de 2010 se han cumplido la totalidad de acuerdos y convenios vigentes".

En segundo lugar indica que "las actuaciones jurídico-administrativas mantenidas con el Instituto Municipal de Deportes tienen como finalidad ejercer los derechos que la Ley de Contratos del Sector Público otorgan al contratista", revelando que "el pasado 30 de agosto se solicitó la resolución del contrato, por impago reiterado", y pese a que la LCSP marca un plazo de tres meses para la resolver dicha petición, "a día de hoy no se ha recibido contestación por parte del IMD". "Posteriormente a esa fecha -aclara-, y persistiendo el impago, se preavisa de la suspensión del servicio a partir del día 12 de diciembre", con la única finalidad de "defender y garantizar la continuidad y estabilidad de Eulen".

Por último, destaca que la empresa "no ha recibido ninguna comunicación del IMD en relación a incidencias o incumplimientos" y que lo único que solicita Eulen es "el pago de los servicios prestados, impagos de los últimos 16 meses que ascienden a 2.139.700 euros, de los que 1.765.280 son reclamables por haber vencido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios