Fútbol | División de Honor Andaluza

El mandamás del Chiclana CF, ambicioso: "A 2020 le pido un ascenso"

  • Juan Luis Rojo, presidente del club blanco, anuncia que en los próximos días se cerrará un nuevo fichaje

Juan Luis Rojo posa en las instalaciones del Municipal chiclanero. Juan Luis Rojo posa en las instalaciones del Municipal chiclanero.

Juan Luis Rojo posa en las instalaciones del Municipal chiclanero. / sonia ramos

Desde que se puso al frente de la gestora del Chiclana el pasado curso, Juan Luis Rojo ha permanecido en un segundo plano para la prensa, en el buen sentido. Siempre colaborador y participativo en aquello que se le ha requerido, los éxitos cosechados por el conjunto blanco (que culminaron con el ascenso) y su tortuosa andadura en División de Honor hasta hace relativamente poco son los que han centrado la actualidad del club.

Ahora que las aguas se han calmado en lo deportivo y, tras finalizar las vacaciones navideñas, el presidente chiclanero hace balance de la primera vuelta del equipo y anuncia un nuevo fichaje en los próximos días, del que no revela el nombre porque "aún seguimos con las negociaciones".

El primer objetivo que se propuso la directiva de Rojo pronto se puso cuesta arriba. El dulce del ascenso empezó a saber amargo con el paso de las jornadas. "La idea era mantener la categoría sin renunciar a nada, éramos ambiciosos. Sabíamos el potencial que tenía nuestra plantilla y no descartábamos poder dar la sorpresa", cuenta el mandatario. Sin embargo, a finales de noviembre el Chiclana solo llevaba cuatro goles a favor, dos meses sin ganar y estaba hundido en la penúltima plaza del descenso. Todo lo opuesto a lo planeado y, lo peor, sin merecerlo.

"No arrancamos como quisimos, hemos tenido más presión por parte de la afición porque nosotros estábamos relativamente tranquilos a nivel de juego y en comparación con el resto de rivales que nos íbamos encontrando", continúa Rojo. "Desde la directiva sabíamos el trabajo que estaba realizando el míster y esa parte no la ve el aficionado, por eso agradezco también que nos deis voz para poder explicarlo. En los momentos difíciles ha sido cuando más cariño se le ha dado y más se ha arropado al equipo y al cuerpo técnico. El trabajo de Lupi es sobresaliente, nunca he tenido duda de ello, por eso hay que saber que cuando se entra en una dinámica negativa es difícil salir de ella".

El presidente reconoce abiertamente que en ningún momento se llegó a perder la esperanza "porque la confianza es plena y la convicción de que la situación iba a cambiar, también. En ese sentido estoy muy tranquilo". Ahora, tras las vacaciones navideñas, hay que ratificarlo en las dos salidas consecutivas que tiene el Chiclana. "Si se ganan estos dos partidos ya estaremos hablando de otras metas", que hace poco más de un mes casi se habían esfumado.

La frustración por los resultados cosechados a pesar del buen juego, sumada a las carencias y necesidades que tenía el equipo era otra carga más para esa mochila que ya pesaba demasiado. "Llevábamos mucho tiempo sin marcar pero tampoco queríamos traer a alguien por traer", aclara Juanlu Rojo. "Pepe Núñez iba buscando un perfil muy claro, que encaje en el grupo, con el método que trabajamos y Cornejo nos daba esa garantía. Evidentemente Joselito es un plus para el vestuario, pero su llegada coincidió con esa semana en la que el equipo se mentalizó y creo que el resultado no ha podido ser mejor".

Desde entonces, el lema que tienen los jugadores en el vestuario es "ya no perdemos más" y para el máximo mandatario del club "es una alegría inmensa ver el convencimiento que tienen de poder lograr lo que quieran en esta categoría". A 2020 le pide, obviamente, "un ascenso y, si no se puede, sellar la permanencia cuanto antes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios