CONIL - CÁDIZ B

El menos malo gana en el Pérez Ureba (1-2)

  • El Cádiz B también remonta ante un Conil impreciso

Peter, el mejor del filial cadista, controla en esférico en presencia del capitán conileño, Pablo. Peter, el mejor del filial cadista, controla en esférico en presencia del capitán conileño, Pablo.

Peter, el mejor del filial cadista, controla en esférico en presencia del capitán conileño, Pablo. / aragón pina

El Cádiz B se impuso al Conil en el derbi del Municipal Pérez Ureba, un duelo en el que se llevó los tres puntos no el mejor equipo sino el menos malo, a tenor de lo visto sobre el rectángulo de juego. Los jandeños siguen sin conocer el triunfo y se hunden en el fondo de la tabla clasificatoria, mientras que el filial capitalino estrena su casillero de victorias a domicilio y se acerca a la zona noble.

El encuentro, soso, aburrió a las ovejas porque prevaleció la posesión del balón sobre cualquier otro aspecto del fútbol. Ni siquiera el eléctrico arranque, no ya por la propuesta sino por el tempranero gol, animó a los contendientes. Con el viento a favor, el cuadro de Javier Zafra aprovechó su primera llegada para adelantarse en el marcador en el minuto 8 gracias a la falta bien ejecutada por Zequi, quizás también con la ayuda de una barrera mal colocada

Los jóvenes cadistas, que un minuto antes del 1-0 habían gozado de una oportunidad en un disparo de Pekes que se marchó desviado, replicaron bien en el 17' con una internada por la izquierda de Saturday, que llegó hasta la línea de fondo y centro para que desde atrás Chapela rematara de forma impecable para reestablecer el empate (1-1).

Con las espadas de nuevo en alto, las alternativas se sucedieron, con más toque que opciones claras, y a la media hora el colegiado pitó una parada de un minuto para que los jugadores se refrescaran. El calor se hacía notar.

De vuelta al campo, en el 33' un centro de Bonomo permitió a Cuenca conectar con la testa pero sin fortuna. La imprecisión de los locales contrastaba con la planta del Cádiz B, mejor asentado y dando sensación de peligro aunque fuera a la contra.

Tras el descanso, los locales no pudieron resolver sus problemas y continuaron con una inmensa laguna en la zona ancha, demasiados espacios entre líneas, sobre todo entre la defensa y el centro del campo. Zafra no da con la tecla pese a que efectúa jornada tras jornada cambios en el once. La incorporación de Mario, que disfrutó de unos minutos saliendo desde el banquillo, se antoja una esperanza para la mejoría.

El escenario no invitaba a nada bueno cuando en el minuto 70 le llegó un balón a Jordi dentro del área y sólo tuvo que empujar por bajo para batir a Gallego y colocar en 1-2. La remontada se había consumado una vez más para desgracia de la parroquia conileña.

Otro parón de un minuto en el 75' para sofocar las altas temperaturas dio paso a una recta final en la que al menos pudo verse lo único positivo del conjunto de Zafra en esta segunda mitad, una falta por la derecha de Christian Arco pegada al borde del área, centro al rpimer palo y Pablo remata de cabeza por encima del larguero.

La salida de Joselito Cornejo tampoco varió nada. El Conil siguió intentándolo con más corazón que cabeza y el Cádiz B se limitó a nadar y guardar la ropa para amarrar los tres puntos, ante el desánimo de los jandeños, a los que ya no les vale con decir que se han enfrentado a rivales que no son de su Liga. Hay otros problemas y al entrenador le queda por delante mucho trabajo para solucionar la situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios