fútbol liga santander

"Un linchamiento público"

  • La plantilla del Betis defiende a Zozulya antes de medirse al Deportivo

Joaquín lee el comunicado de la plantilla bética junto a sus compañeros. Joaquín lee el comunicado de la plantilla bética junto a sus compañeros.

Joaquín lee el comunicado de la plantilla bética junto a sus compañeros. / josé ángel garcía

El conflicto desatado en torno al ucraniano Roman Zozulya, cuya cesión al Rayo Vallecano se encuentra en un limbo tras dejar el club luego de ser acusado por los hinchas de "neonazi", sigue creciendo: tanto la Liga como el Betis le brindaron ayer un fuerte respaldo y denunciaron la restricción de sus derechos.

"Es inadmisible que tengamos ese problema en España. El jugador parece que tiene limitados sus derechos fundamentales, algo que sólo pueden hacer los jueces", manifestó Javier Tebas, presidente de la patronal de clubes.

Tebas señaló, además, que evalúa presentar una "querella criminal" si no dejan jugar al futbolista en el club madrileño. "Si tengo la sensación o el indicio de que ha habido coacciones, no voy a dudar en acudir a poner una querella criminal contra los que lo han hecho", manifestó.

El conflicto fue engordando como una bola de nieve desde el martes, cuando el Betis cerró la cesión del jugador ucraniano al Rayo Vallecano. Sin embargo, durante el entrenamiento efectuado el miércoles, un grupo de hinchas radicales del equipo madrileño, asociados a la ultraizquierda, se presentó con una pancarta: "Vallekas no es lugar para nazis. Presa para ti tampoco. Vete ya!". De esta forma, apuntó también al presidente del club, Raúl Presa.

El jugador fue insultado por los aficionados a su llegada a la ciudad deportiva del Rayo y la policía debió intervenir para que no pasara a mayores. La polémica se generó después de que algunos medios vincularan al jugador con un grupo paramilitar ucraniano de ultraderecha y señalaran que aterrizó en España con una camiseta que llevaba un escudo muy similar al de esa agrupación, lo cual fue negado por el futbolista.

El Betis defendió ayer enérgicamente al futbolista y deseó que "esta situación sea solucionada lo antes posible puesto que está dañando grave e injustamente tanto la imagen como la proyección deportiva" de Zozulya.

El club, que recordó que es futbolista del Rayo Vallecano hasta el 30 de junio, defendió "el ejemplar comportamiento del jugador" desde que llegó al Betis. El plantel verdiblanco también defendió al futbolista y su capitán, Joaquín, afirmó que se está asistiendo a "un linchamiento público".

"Queremos condenar el trato al que se ha visto sometido y cuyo origen no deja de ser una noticia falsa sobre el significado de la camiseta con la que aterrizó en Sevilla", añadió el extremo del Betis en un mensaje leído en representación de sus compañeros.

"Hemos asistido a un linchamiento público de un futbolista, cuyo comportamiento profesional y personal desde su llegada a este vestuario ha sido intachable", agregó. "La situación creada posteriormente nos parece de una gravedad extrema y sentimos que en cualquier momento podemos ser uno de nosotros las víctimas de un trato similar", señaló el comunicado. "Todos somos Zozulia", concluyó la nota.

Ahora la Liga española intentará reconducir la situación. La salida del Rayo deja a Zozulya sin la posibilidad de jugar para otro club en el resto de la temporada, ya que en el último año estuvo inscrito en el Betis y en el Dnipro.

Y, mientras tanto, el Betis se enfrenta esta noche al Deportivo con la intención de corroborar su buena imagen contra el Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios