baloncesto lLiga ACB

Una jaula de grillos

  • Los candidatos al título no cambian, pero la clase media se ha reforzado y la igualdad marcará una Liga competida

Puede que la final ACB no cambie sus protagonistas este curso; que los de siempre estén arriba y los habituales de la cola, abajo. Que nada cambie lo que ya cansa, pero, a priori, muchos coinciden en que esta temporada las distancias se acorten, a pesar de que los presupuestos de los grandes siguen duplicando y triplicando los de la mayoría de la clase media y baja.

La irrupción la pasada campaña del Bilbao Básket es un soplo de aire nuevo, tras años de dominio del Barcelona, el Caja Laboral o el Real Madrid. Los vizcaínos hicieron lo que antes lograron Unicaja, el Joventut, el Valencia Básket o el Cajasol, plantar cara a los equipos más fuertes que, si bien seguirán siendo los más grandes, ahora sienten que cualquiera, a poco que tenga un par de días buenos, puede darles un susto.

Con todo, y salvo sorpresa mayúscula, el título ya tiene escritos los nombres de Barcelona, Caja Laboral o Real Madrid, a la espera de ver cuál será el defeinitivo. La pelea por meterse en la Copa del Rey, el play off e incluso por evitar el descenso, tendrán más miga. A pesar de la crisis económica, la mayor parte de los equipos se ha reforzado con jugadores de nivel contrastado ya, creando un pelotón muy igualado en el que los basketaverage pueden marcar quién se queda dentro o se va al hollo.

Sin embargo, los fichajes de relumbrón tienen el color blanco y el azulgrana, como siempre. Ambos clubes se enzarzaron en una carrera por Rudy Fernández que al final ganó el Madrid, que ha mejorado mucho su juego exterior con Pocius y Jaycee Carroll. El problema lo tendrá en la dirección, ya que Sergio Rodríguez y Llull resultan dos bases demasiado parecidos. El Barcelona, mientras, mitigó la baja de Ricky Rubio birlándole al Baskonia a Marcelinho Huertas, uno de los mejores bases del curso pasado. Poco más le hace falta al conjunto de Xavi Pascual, que ha mantenido el bloque de años atrás reforzándose con Eidson y Mickeal, quien, recuperado ya de su lesión, es casi un fichaje más.

El tercer candidato al título, y no por este orden, es, como siempre, el Caja Laboral. Un Baskonia de nuevo muy renovado, con siete caras nuevas que mezclan la veteranía de Prigioni y la juventud de Heurtel y Seraphin. A estos tres jugadores hay que sumar dos NBA como Dorsey, que viene a suplir al lesionado Lampe, y Reggie Williams, un escolta que tendría que pagar casi un millón si regresa con el final del lockout.

Más equipos pelearán por el resto de puestos para el play off y la Copa del Rey: Unicaja, Bilbao y Valencia casi tienen plaza fija. Otra cosa sería un palo enorme. Cajasol, Estudiantes, Gran Canaria, Joventut y un vagón importante de conjuntos lucharán por el resto de posiciones o, por qué no, dar un susto.

Por abajo, parece que el Blu:sens Monbus, sin fichas de extracomunitarios, pugnará por mantener la categoría sin ningún claro candidato más. La igualdad marca la nueva Liga Endesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios