Segunda División B

La importancia de ir todos a una en los momentos duros

  • El San Fernando aúna esfuerzos para salir de la zona de descenso y se confabula para ganar los partidos de casa ante la falta de triunfos fuera

Ni por activa, ni por pasiva. Este año está predestinado a que el San Fernando tenga que fraguar su permanencia en Segunda División B en los partidos de casa. Los isleños no atinan lejos del Iberoamericano y es el único equipo que aún no sabe lo que es conseguir tres puntos lejos de su feudo.

Por ello, la familia azulina se han confabulado para intentar sacar la permanencia en casa, ante sus seguidores, en su feudo, en el fortín que tiene que ser, hasta que termine la competición , el Iberoamericano de Bahía Sur. Es tan fácil como sumar tres más tres, más tres, los nueve puntos que se disputarán en casa.

El primero de ellos, el domingo ante el Granada B, a partir de las seis y media de la tarde, el segundo ante el Cartagena, jugándose los de la región murciana las plazas de play offs, y el tercero ante el Cacereño que, para esos entonces se espera que esté en tierra de nadie y sea asequible.

Esas son las tres finales, esos son los nueve puntos que, sumados a los 32 que se poseen, pueden ser los 41 que basten para no estar el año que viene en Tercera División. Ese es el objetivo del San Fernando que, por jornada que pasa, ve menos fiable el poder conseguir alguno de esos puntos lejos de casa donde, igualmente, le restan tres enfrentamientos.

El primero de ellos será el Domingo de Ramos ante el Sevilla Atlético, otro equipo implicado en el descenso, el segundo desplazamiento será ante La Roda, también por los lares donde se andan los de La Isla y el último, el que cierra la temporada, será ante el Guadalajara, donde puede ser un partido a vida o muerte con muchos equipos implicados ya que los castellanos se pueden jugar también su pase a estar luchando por ascender a Segunda A.

Esa es la historia que le queda a la temporada, a un equipo que es el único que no ha ganado un solo partido lejos de su casa en toda la temporada y que tiene que mejorar considerablemente su imagen con respecto a la que ofreció ante el Sanluqueño, aunque, por contra, si muestra la que de la Balona, puede no tener problemas para seguir haciéndose fuertes en casa.

Lo que si está claro es que la familia azulina se ha unido, de manera definitiva para hacer un todos a una entorno al equipo. Así lo reconocían ayer tanto el presidente como el director deportivo. Y es que según Dani Luna y Canito "es el momento de estar más unidos que nunca, y remar todos en el mismo barco. El equipo está capacitado para salir de donde se encuentra pero está claro que el apoyo de todos, sobre todo de la afición, va a ser fundamental para ello. El domingo ante el Granada B tenemos una auténtica final y todos tienen que aportar su granito de arena", sentenciaban ambos al unísono.

Esta claro que el encuentro ante el equipo granadino ha levantado una gran expectación y, como tal, serán muchos los aficionados isleños que se desplacen hasta el complejo de Bahía Sur para ver el partido. Habrá que esperar que la permanencia se fragüe en el Iberoamericano, porque lo que es fuera...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios