fútbol liga santander

Con hambre de títulos

  • Arturo Vidal disipa cualquier duda sobre su estado físico en su presentación con el Barcelona y declara que está en forma

  • El chileno afirma que hará lo que le pida Valverde

Arturo Vidal posa junto a su hijo Alonso en el césped del Camp Nou durante su presentación. Arturo Vidal posa junto a su hijo Alonso en el césped del Camp Nou durante su presentación.

Arturo Vidal posa junto a su hijo Alonso en el césped del Camp Nou durante su presentación. / fotos: enric fontcuberta / efe

El chileno Arturo Vidal se presentó ayer formalmente como nuevo futbolista del Barcelona despejando dudas sobre su estado físico y mostrando sus ganas de conquistar títulos con el equipo azulgrana.

"Vengo con muchas ganas y mucha hambre de ganar cosas importantes. Con la mejor energía y todo el corazón para dejarlo en la cancha. Cuando mi representante me dijo las opciones, no dudé", aseguró el mediocampista en su primera conferencia de prensa ante los medios españoles durante su puesta de largo como jugador barcelonista.

300Millones de cláusula. Pese a sus 31 años, el Barcelona se protege de cualquier sorpresa

La jornada de presentación de Vidal comenzó temprano con los exámenes médicos habituales y la posterior firma del nuevo contrato por tres temporadas con una cláusula de rescisión de 300 millones de euros. El mediocampista de 31 años superó sin problemas la revisión, que en su caso estaba pendiente especialmente del estado de su rodilla derecha, en la que sufrió problemas en el pasado y con la que el Barcelona no quería correr riesgos.

En 2014 tuvo que operarse de la misma y en el mes de abril de este año se lesionó el menisco jugando todavía para el Bayern de Múnich, su último club.

El propio Vidal se encargó de atajar cualquier duda sobre su estado físico tras la lesión de rodilla que sufrió en abril asegurando que está totalmente recuperado, sintiéndose disponible para debutar el domingo en la Supercopa de España frente al Sevilla si el técnico Ernesto Valverde lo cree oportuno.

"Llevo ya un mes entrenando y estoy en forma. Tuve el tiempo necesario para recuperarme bien. Físicamente estoy al ciento por ciento y hoy será mi primer entrenamiento aquí. Haré lo que me pida el entrenador", manifestó, afirmando que su intención es "trabajar con mucha humildad para lograr un puesto de titular".

Vidal también tuvo tiempo para vestirse de corto y dar sus primeros toques de balón en el césped del Camp Nou, en compañía de sus hijos y de algunos hinchas que en ese momento realizaban el tour por el estadio, el cual no abrió sus puertas al público en general, como suele ser habitual en este tipo de presentaciones, por encontrarse en obras.

Ni este hecho ni ningún otro lograron empañar un día "feliz" para el centrocampista chileno, quien se mostró exultante ante unos periodistas a los que confesó su gran ilusión: conquistar la Copa de Europa.

"Claramente este puede ser mi año. Trataré de ganarlo todo. Ojalá sean tres Champions en estos tres años", manifestó.

El volante internacional chileno no quiso reavivar antiguas polémicas con el Real Madrid y negó ser "antimadridista". "Soy rival de todos los equipos que jueguen contra el Barcelona de aquí en adelante", aclaró.

También dedicó elogios a la estrella azulgrana, Lionel Messi, al cual conoce bien de múltiples cruces con la selección argentina, entre ellos dos finales de Copa América en las que los chilenos salieron triunfantes en 2015 y 2016.

"Enfrentar a Messi siempre es algo lindo porque te enfrentas al mejor de la historia. Ahora espero ayudarlo y estar a la altura de todos los desafíos", sentenció.

Tampoco esquivó Arturo Vidal la comparación entre el Barcelona y su antiguo equipo, el Bayern, dejando una respuesta que puede granjearle antipatías en Alemania: "Llegar al Barcelona es un escalón mucho mas grande que el Bayern. Para mí es el mejor equipo del mundo y espero ser un aporte para ganar todos los títulos", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios