tenis wimbledon

Bajo el guión previsto

  • Djokovic y Federer, a octavos de final tras cumplir sin apuros ante Gulbis y Mischa Zverev

  • Ferrer y Ramos se despiden y Muguruza se cita con Kerber

Djokovic golpea una bola con su derecha durante el encuentro con Gulbis. Djokovic golpea una bola con su derecha durante el encuentro con Gulbis.

Djokovic golpea una bola con su derecha durante el encuentro con Gulbis. / NIC BOTHMA / efe

Novak Djokovic y Roger Federer se clasificaron para los octavos de final de Wimbledon al vencer al letón Ernests Gulbis y al alemán Mischa Zverev.

El báltico tampoco encontró soluciones para poner en apuros al ex número uno del mundo. El serbio ganó por 6-4, 6-1 y 7-6 (2) y alcanzó la ronda de los 16 mejores sin haber perdido un set. Ahora lo espera mañana en octavos el francés Adrian Mannarino, que derrotó por 7-6 (3), 4-6, 5-7, 6-3 y 6-2 a su compatriota Gael Monfils.

Gulbis, que llegó a ser top ten en 2014, se colocó 2-4 arriba en la primera manga, pero el serbio salvó el momento y se apuntó los siguientes nueve juegos de forma consecutiva para encarrilar el encuentro. "Estoy contento, porque elevé el nivel en comparación con las dos primeras rondas y las últimas semanas. Estuve muy centrado en la pista", comentó Djokovic, para quien "Gulbis era un gran desafío, porque es impredecible y tiene un saque muy fuerte".

En este sentido, cabe recordar que el balcánico, de 30 años, llegó a Wimbledon tras una primera mitad de temporada irregular. Sin embargo, celebró hace una semana el título de Eastbourne y parece encontrar cada vez mejores sensaciones sobre la hierba.

Mientras, Federer se deshizo de Zverev por 7-6 (3), 6-4 y 6-4 desplegando un recital de saques y voleas muy efectivo en hierba y que lo citan con el búlgaro Grigor Dimitrov, que solventó su partido ante el israelí Dudi Sela en dos sets por la retirada del hebreo, si bien dominaba por 6-1 y 6-1. El helvético decidió el duelo al llevarse el primer parcial en el tie-break con una rotura inicial que le dio la iniciativa en a muerte súbita. Después, sendos breaks en los terceros juegos del segundo y tercer set le bastaron para llevarse el partido.

David Ferrer y Albert Ramos se despidieron de Wimbledon al sucumbir ante la efectividad de Tomas Berdych y Milos Raonic, respectivamente. El de Jávea perdió con el checo por 6-3, 6-4 y 6-3, mientras que el catalán cedió por 7-6 (3), 6-4 y 7-5 sin disfrutar de ningún break point en todo el partido y sufrió el cañón del canadiense, que conectó 21 aces.

Mejor le fueron las cosas a Garbiñe Muguruza, que se coló en los octavos de final al vencer por 6-2 y 6-2 a la rumana Sorana Cirstea. Finalista en la hierba de Londres hace dos años, mañana se medirá por un billete a cuartos con la actual número uno de la WTA, Angelique Kerber. La alemana reaccionó cuando estaba al borde del KO y acabó imponiéndose por 4-6, 7-6 (2) y 6-4 ante la estadounidense Shelby Rogers, quien tras ganar el primer set llegó a disponer en el segundo de un 4-2 y 0-30 a su favor al resto y después de un 4-3 y 30-0 con su servicio. Será el octavo enfrentamiento entre ambas jugadoras con 4-3 para la española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios