Página no encontrada
Página no encontrada

404 La página
no
existe

No podemos encontrar la página que estás buscando. Puedes volver a la página de inicio o usar el buscador

fútbol lLiga BBVA

Un gran regate a su ego

  • Cristiano Ronaldo comparte con sus compañeros del Real Madrid la obtención del premio al máximo goleador de la pasada campaña · El portugués ofrece ahora un estilo más solidario con los suyos

El portugués Cristiano Ronaldo olvidó ayer su versión más egoísta y agradeció a sus compañeros la obtención del trofeo de máximo goleador de la pasada Liga española. El jugador del Real Madrid y su entrenador, José Mourinho, fueron las estrellas de un acto celebrado en la capital de España por el diario Marca, quien repartió los trofeos a los jugadores más distinguidos de la pasada campaña.

Cristiano Ronaldo batió un récord en la Liga gracias a sus 40 goles, según las actas arbitrales, aunque el diario Marca le siga atribuyendo uno más.

Mientras, Mourinho se llevó el premio al mejor entrenador, superando a Josep Guardiola, del Barcelona, en la votación entre los cronistas del periódico. El trofeo al mejor jugador fue para Lionel Messi, del Barcelona, que no estuvo en el acto, por lo que no coincidió con Cristiano Ronaldo. Tampoco estuvo el guardameta menos goleado, el también barcelonista Víctor Valdés. Ambos tenían día libre en el Barcelona y excusaron su presencia.

Antes de comenzar el reparto de galardones, se realizó un acto dedicado a la memoria del legendario Jesús Pereda, antiguo futbolista de Sevilla, Barcelona y Real Madrid, entre otros, y fallecido la pasada semana a los 73 años.

En representación del Barcelona, el club más querido por Pereda, estuvo su presidente, Sandro Rosell, quien calificó como "una gran pérdida" la muerte del ex futbolista y ex seleccionador en los escalafones inferiores. Rosell no se cruzó con Mourinho, con el que fue muy duro la temporada pasada tras la tensa serie de cuatro clásicos seguidos.

Mourinho recibió su premio de manos de Alfredo di Stéfano, a quien ayudó a subir al escenario. "No estoy para jugar este domingo, míster", bromeó la leyenda blanca. Luego habló el portugués para desear "una temporada más tranquila" que la anterior y pedir más éxitos deportivos, "por encima de cualquier premio individual".

El último galardón quedó para Cristiano Ronaldo: "Fue un año muy bonito para mí. Gracias a mis compañeros. Sin ellos no podría ganar nada".

Muchos vieron en esas palabras un reflejo del actual Cristiano Ronaldo, quien en este comienzo de temporada parece estar asumiendo un perfil más discreto de lo habitual.

Por ejemplo, el domingo dio dos generosas asistencias de gol a sus compañeros en la goleada ante el Espanyol, en el que no marcó. Y en el campo se le ve más participativo, más comunicativo. "Sólo intento hacer mi trabajo. Sólo así se consiguen títulos", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios