Fútbol | Primera Andaluza

Estrenarse como goleador, asignatura pendiente de Abraham

  • El jugador del Recreativo Portuense firmó seis tantos la temporada pasada pero en esta no ha logrado ninguno.

Abraham controla el esférico durante un partido de la presente temporada. Abraham controla el esférico durante un partido de la presente temporada.

Abraham controla el esférico durante un partido de la presente temporada. / F.L.

Uno de los futbolistas con más relevancia en el Recreativo Portuense es Abraham González Moreno, conocido como Abraham, aunque el jugador, que cumple su tercera temporada en el club, considera que su ejercicio está resultando algo irregular.

Tras comenzar Abraham satisfactoriamente la campaña 2018/19, una fascitis plantar en el pie derecho, unida a las vacaciones de Navidad y a su ubicación en la mediapunta, bajó su rendimiento, rendimiento que, en las últimas jornadas, de nuevo en banda, su posición habitual, ha vuelto a aumentar, según el análisis que él mismo efectúa.

"La banda es el lugar en el que me gusta moverme, donde desarrollo bastante más mis características. En la mediapunta no me siento tan cómodo, allí se concentran muchos efectivos", explica el futbolista, de 23 años, quien asume que, tras firmar seis dianas la temporada anterior, le duele no haber estrenado aún su casillero particular: "Asistencias sí he protagonizado unas cuantas pero el gol se me resiste, algo que me duele bastante", reconoce. Una asignatura pendiente en el curso que aún está en marcha.

"Prefiero jugar en la banda porque puedo desarrollar mis características mejor que en la mediapunta”

Abraham, que en la presente campaña acumula 18 titularidades y siete partidos saltando al césped desde la suplencia, asevera sentirse a gusto en la entidad recreativista, donde cree que las cosas "se hacen cada año un poco mejor".

El extremo entiende que el Recreativo Portuense, ocupante del noveno puesto en la tabla, con 37 puntos cosechados tras la disputa de 27 jornadas, "compite con mayor eficacia que en ejercicios anteriores, protestando mucho menos, tanto a los árbitros como entre nosotros, y sobrellevando con más orden las situaciones de inferioridad numérica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios