Deportes

Con la gesta de 2008 en la cabeza

  • Un Espanyol en alza quiere dar la sorpresa tumbando al Barcelona

Tras disfrutar de más días de vacaciones que el resto de equipos, el Barcelona retoma el pulso a la competición con un derbi ante el Espanyol, que buscará repetir el Delapeñazo en el Camp Nou de hace cuatro temporadas.

En la campaña 2008-09, dos goles de Iván de la Peña pusieron fin a 27 temporadas del Espanyol sin ganar en el estadio azulgrana. Ahora, más que nunca necesitado de puntos, el conjunto blanquiazul sueña con lograr otra gesta.

El líder, en cambio, simplemente quiere recuperar las inmejorables sensaciones con las que acabó 2012. En el nuevo año apenas acumula cuatro sesiones de entrenamientos, aunque el segundo técnico, Jordi Roura, aseguró ayer que todos los jugadores han llegado de las vacaciones físicamente perfectos.

Roura fue el encargado de comparecer ayer ante los medios de comunicación, pero será el primer entrenador, Tito Vilanova quien se siente en el banquillo para dirigir al equipo. El técnico catalán, intervenido hace dos semanas de un tumor en la glándula parótida por segunda vez, sorprendió a todos regresando al trabajo junto a sus jugadores esta misma semana, sin duda una gran noticia para el conjunto azulgrana.

El Barcelona, invicto después de diecisiete jornadas, tiene un colchón de nueve puntos con el Atlético de Madrid y 16 con el Real Madrid, sus dos inmediatos perseguidores. Y espera que el derbi le sirva para confirmar que nada a cambiado en estos días de parón.

Los azulgrana, que han ganado los tres últimos derbis disputados en el Camp Nou, no pierden el primer partido del año desde hace ocho, cuando en 2005 cayeron en Villarreal.

Por su parte, el Espanyol llega al derbi catalán con la moral alta después de sumar cuatro jornadas invicto y despedir el año 2012 con una victoria contra el Deportivo en Cornellá-El Prat. La prioridad del equipo de Javier Aguirre es sumar para seguir su escalada en la clasificación y abandonar los puestos de descenso.

El técnico mexicano no podrá contar con el portero hispano-argentino Cristian Alvarez, lesionado. Kiko Casilla, con buenas actuaciones en los últimos encuentros, será el titular. Tampoco estará el centrocampista Wakaso, concentrado con su selección para preparar la Copa de África.

Por el bando azulgrana, Vilanova recupera a Cesc Fábregas, Alex Song y Adriano, que no jugaron el último partido del año en Valladolid por lesión.

El meta Víctor Valdés arrastra una fascitis plantar que sin embargo, no le impedirá jugar. Vilanova, por tanto, podrá alinear un once titular en el que la principal duda será saber si será Villa, Alexis o Pedro quienes acompañarán a Messi en la punta de ataque o si Iniesta adelantará su posición hasta el extremo zurdo para dejar un sitio a Cesc en el centro del campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios