Deportes

El gaditano Pablo Sánchez vestirá de amarillo la próxima campaña

  • El atacante rechaza varias ofertas de equipos de la categoría de plata y firmará por el Cádiz en la que será una de las grandes apuestas de los nuevos gestores del club · El murcianista Varela también está a un paso

Comentarios 10

Pablo Sánchez jugará en el Cádiz la próxima temporada salvo que la recta final de las negociaciones entre el jugador y el club den un giro inesperado en las próximas horas. Los nuevos gestores de la entidad cadista están poniendo toda la carne en el asador para contratar a un jugador que reúne el perfil adecuado para ilusionar a la afición: es gaditano, cadista, buen futbolista, tiene olfato de gol y procede de la Segunda División A.

Alessandro Gaucci y Florentino Manzano están empeñados en convertir al atacante en uno de los principales referentes del Cádiz -si no el principal- en una temporada cuyo objetivo no será otro que el retorno a Segunda División A.

Fuentes cercanas al club reconocían ayer a este medio que las negociaciones estaban muy avanzadas a falta de los típicos flecos que siempre quedan a la hora de cerrar un contrato.

Se puede decir que hay un 99% de probabilidades de que el jugador estampe su firma para integrarse en la disciplina del equipo de su tierra. Lo normal es que, salvo un retroceso en el último instante de la negociación, Pablo Sánchez sea presentado en breve como nuevo futbolista del Cádiz.

No sólo ha sido el empeño de los dirigentes del club los que hacen posible el inminente fichaje. En este caso se une el hambre con las ganas de comer, porque al jugador le apetece llevar en su pecho el escudo que siente tanto como cualquier aficionado cadista.

El futbolista, de 29 años, ha militado en el Recreativo de Huelva en las últimas tres temporadas después de haberlo hecho anteriormente en Las Palmas y Sevilla Atlético. Al cuadro hispalense llegó procedente del Cádiz, donde no llegó a disfrutar de la oportunidad que él hubiera deseado después de haberse crecido en la cantera amarilla a base de goles. Oli, entonces entrenador del equipo, lo descartó y tuvo que desarrollar su carrera profesional en otros equipos.

El gaditano manejaba varias ofertas de clubes de la categoría de plata, como el Elche y el Murcia, pero la pujanza del Cádiz ha pesado lo suyo en la decisión final de Pablo Sánchez, que por fin tendrá la ocasión de ser profeta en su tierra desde el próximo 26 de agosto.

La jornada de ayer resultó trepidante en los despachos situados en los bajos del Fondo Norte del estadio Ramón de Carranza. El gestor deportivo del Cádiz, Alessandro Gaucci, y el que será presidente del club, Florentino Manzano, trabajaron a destajo para tratar de dar forma a la plantilla una vez que los administradores concursales autorizaron el viernes la contratación de jugadores, además del cuerpo técnico, con Alberto Monteagudo a la cabeza.

Uno de los fichajes que trataban de cerrarse ayer era el del centrocampista uruguayo Nico Varela, que en su cuenta de twitter se despedía del Murcia, aunque no desvelaba su futuro. "Quiero agradecer al Murcia y a su afición todos los momentos vividos en estos seis años. Ahora toca emprender un nuevo camino", señaló el medio de 21 años.

El objetivo que se marcan los responsables del club es que la plantilla quede casi cerrada cuando mañana empiece la pretemporada y de esa manera poder respirar tranquilos antes de afrontar otras cuestiones importantes como la campaña de abonados, el Trofeo Carranza...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios