Deportes

Como una fruta madura

  • El liderato, que no estaba tan cerca desde la quinta jornada de Liga, no tardará en caer en manos del conjunto amarillo si es capaz de mantener la racha positiva de resultados.

Las dos victorias consecutivas en el campeonato liguero (ante Lucena y Cartagena) meten de lleno al Cádiz en la pelea por el liderato. Basta con adentrarse en una buena racha de resultados para optar a una primera plaza que ahora está más cerca que nunca. Los cuatro puntos que separan al conjunto amarillo del primer puesto, todavía en manos del UCAM Murcia, no son nada comparado con los que 66 que restan por disputar hasta el epílogo del torneo allá en el próximo mes de mayo. Hay tiempo de sobra para remontar siempre y cuando el equipo consiga trazar una línea de regularidad en pos del segundo objetivo del curso (el primero, por orden temporal, era la Copa del Rey): quedar campeón del grupo IV y entrar por la puerta grande en la batalla por el ascenso. El tercer y más importante objetivo es lograr el ansiado regreso a Segunda División A cinco temporadas después del último descenso. El reto es volver a Liga de Fútbol Profesional (LFP) para quedarse.

El contundente triunfo en Cartagonova, donde nadie había ganado en la Liga, supone un sonoro golpe en la mesa que sirve de aviso a los rivales directos, que temen una avalancha del Cádiz en cualquier momento. La tendencia en las últimas dos jornadas es favorable a los gaditanos, que pasan de estar a una lejana distancia de ocho puntos del trono a sólo cuatro. La diferencia queda reducida a la mitad a falta de tres partidos para el final de la primera vuelta. Si el Cádiz es capaz de seguir con el acelerador pisado a fondo, o lo que es lo mismo, prolongar la dinámica positiva de triunfos, no es una exageración pensar que pueda llegar al ecuador de la Liga en el puesto más codiciado.

El equipo amarillo no ocupa la primera plaza desde las dos jornadas iniciales y desde entonces ha ido entrando y saliendo de la zona vip de la clasificación hasta la actual segunda posición con la que se postula para subir un peldaño más en las próximas semanas.

Nunca había estado tan cerca del primer puesto desde la quinta jornada, cuando el entonces líder, la Balona aventajaba en tres puntos a los amarillos. Una semana después, desde el sexto capítulo, empezó el largo reinado del UCAM la distancia adquirió cotas mayores y osciló entre cinco y ocho puntos hasta llegar a los cuatro de ahora.

La clave para continuar la escalada a la cima radica en sumar puntos de tres en tres a la espera de que el UCAM no acumule triunfos. Aunque el conjunto universitario es el único de todos los que componen la Segunda División B que aún no conoce el amargo sabor de la derrota, los sucesivos empates que arrastra le hacen perder fuelle hasta el extremo de poner en peligro el puesto que ocupa en las once jornadas más recientes de la competición. De hecho, sólo ha ganado uno de los últimos seis encuentros (le llevaba entonces siete puntos a los gaditanos) con un balance de 8 puntos de 18 posibles. El Cádiz, en esas seis jornadas de referencia, contabilizó 11 de los 18 en liza hasta colocarse a cuatro. El líder, que llegó a hilvanar cinco triunfos seguidos de la sexta a la décima jornada empieza a dar señales de flaqueza cuando los amarillos progresan.

La escuadra entrenada desde hace dos semanas por Claudio Barragán recibe al Córdoba B y visita al Villanovense antes de las mini vacaciones navideñas, y cierra la primera vuelta en cada frente al Arroyo el primer fin de semana de 2014. A priori se avecina una etapa propicia para que los amarillos engorden su casillero de victorias y metan presión a un equipo murciano al que ahora la cuesta un mundo encadenar triunfos. El líder se mide en la vieja Condomina al San Roque de Lepe antes de viajar al complicado terreno del Almería B y concluir la primera vuelta en su feudo ante El Palo, un especialista en empates. En el caso de que el Cádiz no pueda agarrar el liderato a mitad de temporada, lo importante es seguir de cerca al primero de la clase hasta poder dar el salto.

El sprint de la segunda vuelta es largo y en el horizonte del calendario aparece un Cádiz-UCAM Murcia en el estadio Carranza en la 25ª jornada (la sexta de la segunda parte del campeonato). El cuadro cadista debe hacer valer su condición de local para batir al equipo más sólido en defensa de la categoría de bronce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios