Pelea en el Bazán-Jerez Industrial

Una bronca empaña la remontada isleña

  • El árbitro Borrego Gutiérrez tiene que suspender el choque entre Bazán y Jerez Industrial a los 80 minutos

Comentarios 4

Nunca un deporte tan bonito, que arrastra tanta pasión y que hace la felicidad de muchos y la tristeza en otros, debería de quedar marcado por acontecimientos extradeportivos que, ciertamente, dan vergüenza a los que amamos el deporte del balompié.

La épica remontada del Bazán, la intensidad del segundo tiempo y el ambiente que registraba el Municipal de Sacramento, quedó empañado por unos tristes acontecimientos, esos que protagonizaron los que tenían que ser protagonistas nada más por su juego y por sus ganas de hacer pasar un buen rato a sus aficionados y seguidores.

Lo cierto es que todo se precipitó cuando Valentín, en el minuto 80 anotaba un enorme gol que le daba el pase a la final del ascenso al Bazán. Los jerezanos no encajaron bien este tanto y el comienzo de insultos y empujones, dio paso a una trifulca bochornosa, donde los jugadores comenzaron a darse puñetazos, tanto entre ellos como a todo aquel que estuviese en los alrededores, independientemente de su participación en el juego.

Fueron diez minutos de vergüenza entre los que deben de ser deportistas, y los ánimos que existían imposibilitaban la continuidad del choque que, acertadamente, Borrego Gutiérrez dictaminó en su suspensión. Haber dado continuidad al partido podría haber implicado, sin duda alguna, acontecimientos trágicos. Las fuerzas de orden público tuvieron que hacer acto de presencia y bajar los ánimos de muchos jugadores, algunos de ellos fuera de sí.

Atrás, y casi en el olvido, quedó un partido que tuvo una tensa primera mitad, y que ofreció poco en el primer periodo, principalmente por las continúas interrupciones por patadas y entradas feas que se producían, sin llegar a más.

Atrás quedó el gol de Yumi, que le daba pase y medio a su equipo a la gran final, la torpeza de Álex al dejar a su equipo con diez por una roja directa y el penalti que Fabio atajó a Curbelo cuando la primera parte estaba en su descuento.

Los acontecimientos finales, dejaron atrás la gran segunda parte que ofrecieron los pupilos de Jesús Pecci que, cuando comenzaron ha hacer lo que tenían que hacer, jugar al fútbol, se sintieron superiores y con ello Bataller, que anteriormente ya había contado con una clara oportunidad, abría la lata en el 56', Bernal inspeccionaba el contenido, en el 72' y Valentín terminaba de comerse el producto en el 80'. Era le remontada de la creencia, de la justicia en una gran temporada, y del delirio de todos... antes de que los acontecimientos dejará todo eso atrás, en el olvido.

Ahora habrá que estar pendiente de cual es la resolución del comité de competición, que analizará minuciosamente el acta y los vídeos de una partido que quedó empañado por los tristes acontecimientos acaecidos poco antes de que fuese suspendido. El fútbol, no tiene nada que ver con éstos acontecimientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios