Fútbol sala / Segunda División femenina

Dos faltas que cuestan caras (2-2)

  • El Cádiz FS sólo iguala con un Loja que aprovecha los fallos en la barrera

El equipo de Álex Romero y Alberto Martínez llevó el peso del partido. El equipo de Álex Romero y Alberto Martínez llevó el peso del partido.

El equipo de Álex Romero y Alberto Martínez llevó el peso del partido. / Jesús Marín

El Cádiz FS no pudo saldar de forma positiva su último partido de 2018 en casa, un encuentro muy físico, en el que los árbitros dejaron jugar y en consencuencia se produjeron infinidad de disputas individuales, numerosos choques y, para desdicha de los presentes, pocas ocasiones.

En el primer tiempo, las granadinas marcaron en su primera aproximación al sacar petróleo de una falta centrada en la que la barrera de las locales, mal colocada, facilitó las cosas. El 0-1 cayó como un jarro de agua fría a las pupilas del tándem que forman Álex Romero y Alberto Martínez, que hasta el intermedio no terminaron de reponerse.

Imprecisas y con errores en el último pase, las gaditanas tampoco estuvieron acertadas en las transiciones, lo que propició que los técnicos se vieran obligados a arengar a sus jugadoras en el descanso para enderezar el rumbo.

Las palabras de los entrenadores surtieron efecto porque en la segunda mitad se vio a un Cádiz FS muy diferente. Con el control del balón y el peso del partido en cuanto a la posesión, aunque si ejercer un dominio claro, las de la Tacita de Pata dieron la vuelta al marcador, pero no sentenciaron y lo pagaron muy caro.

En efecto, en la recta final de la contienda una nueva falta a favor de las visitantes se convirtió en el definitivo 2-2 porque, una vez más, las locales no situaron bien la barrera. Casi sin tiempo, se pusieron de cinco y gozaron de opciones para anotar, pero la suerte tampoco acompañó en el remate.

El Cádiz visitará el próximo fin de semana la localidad murciana de Yecla en la última cita del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios