Fútbol | División de Honor Andaluza Un eterno juvenil en el Chiclana

  • Agustín vuelve al equipo blanco con las pilas cargadas tras una temporada ausente por motivos laborales

Agustín, durante un entrenamiento esta pretemporada. Agustín, durante un entrenamiento esta pretemporada.

Agustín, durante un entrenamiento esta pretemporada. / Chiclana CF

Este verano ha sido más corto de lo habitual pero como reza el refrán, sarna con gusto no pica. Con la pretemporada terminada y preparando ya el que será su estreno liguero en la vuelta a División de Honor, el Chiclana afronta el final de agosto con la ilusión de un niño con zapatos nuevos. Uno de los más felices que se puede ver en su regreso al conjunto blanco es Agustín, que se unió al grupo a mediados de julio tras no poder jugar la pasada campaña por incompatibilidad laboral.

Y es que a sus 27 años el delantero sigue dando lo mejor de sí mismo, como si no pasara el tiempo por sus botas, el eterno juvenil. “Tenía muchísimas ganas de volver. Pepe Núñez ya me había llamado hace un año pero fue imposible, pero en mayo cambié de trabajo y esta vez no me lo pensé. En cuanto me volvió a llamar me presenté aquí”, cuenta el mediapunta. Y es que pocos jugadores están tan unidos a un club como él, pues ha desarrollado toda su carrera deportiva en el Chiclana, excepto la temporada 15/16, que militó en las filas de la UB Lebrijana.

Las primeras sensaciones fueron buenísimas. Estaba deseando disputar un partido de nuevo con los compañeros que, prácticamente, son todos amigos desde siempre. Además, como he seguido practicando deporte me encontraba en buena forma física”, continúa Agustín. La adaptación a los entrenamientos también fue rápida. “Eso no se olvida (ríe) aunque, obviamente, tengo que coger ritmo de competición. Durante la pretemporada he ido cogiendo tono para estar listo ya en la primera jornada”, explica.

"Hemos confeccionado una plantilla para estar en la parte alta de la clasificación"

El chiclanero vuelve a la categoría más alta en la que vistió la camiseta blanca y es realista a la hora de hablar de los objetivos de este curso. “Somos un equipo nuevo pero estamos confeccionando una plantilla para estar en la parte de arriba de la tabla. La mayoría de mis compañeros han jugado en esta o incluso categorías más altas, así que pelearemos por llegar lo más lejos posible. Acabamos de ascender y, aunque el Chiclana merece algo más, subir a Tercera no es una cosa que nos obsesione este año”.

Agustín cuenta con la ventaja de haber jugado con la mayoría de sus compañeros, incluso con alguno de los más jóvenes, así que está en su salsa. Pero este año no lo tendrá nada fácil. Tendrá que disputarse los minutos con la remesa de juveniles que vienen pisando fuerte. “Tienen muchas ganas, siempre llegan los primeros y entrenan a tope, como debe de ser si quieren ganar minutos. Eso es lo más importante de los equipos buenos, que haya que ganarse el puesto cada semana para poder jugar el domingo. Somos muy competitivos y tenemos que ponérselo complicado al míster, que es el que decide”, ríe.

Como curiosidad, en su regreso al vestuario blanco, una de las cosas que más le ha sorprendido es “la cantidad de jugadores de buen nivel que se ha reunido en el equipo, muchos de ellos de superior categoría, casi todos veteranos, y ver cómo siguen jugando y entrenando con una fuerza y unas ganas increíbles”.Aunque nunca había trabajado bajo las órdenes de Lupi, lo conocía de las escuelas deportivas. “Le gusta salir con el balón jugado desde atrás, con mucha intensidad, tocarla, que los jugadores siempre estén vivos en el partido, para lo que hay que entrenar a un ritmo fuerte. Yo estoy muy contento porque este tipo de entrenadores son los que me gustan, los que meten caña”, cuenta el joven.

A lo largo de su carrera deportiva, Agustín ha sido un jugador muy polivalente y admite que “en la zona de arriba estoy cómodo en todos los sentidos, tanto de delantero como en la banda. En cualquier caso, en pretemporada hemos probado varias posiciones. Yo me adapto bien e intento dar lo mejor allí donde me coloquen”.

Echándole un vistazo al grupo, el ariete cree que “Alcalá, Guadalcacín y su primer rival, el Atlético Espeleño, son equipos de Tercera y van a estar arriba peleando por subir”. Sobre cómo pueden ver los rivales al Chiclana, “la realidad es que somos un recién ascendido pero eso no quita que también tengamos buenos jugadores y nos traten con el mismo respeto. Nosotros trabajaremos por ganárnoslo en cada partido porque en esta categoría cualquier equipo te puede hacer tres goles en un buen partido”.

Esta temporada los jugadores del Chiclana se mojan y confiesan quién cree que será la estrella del club blanco.”Es complicado, hay varios que destacan. Por edad y cualidades, Sergio debería despuntar este año. Creo que puede tener un papel muy importante”. Agustín dixit.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios