fútbol liga santander

Con escaso margen de error

  • El Real Madrid recibe a Las Palmas y el Barça se enfrenta al Sporting en la pelea por el título

  • Osasuna y Granada buscan aire para seguir vivos

Jesé, en el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva madridista de Valdebebas, con Quique Setién delante.

Jesé, en el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva madridista de Valdebebas, con Quique Setién delante. / javier lizón / efe

Real Madrid y Barcelona vivirán hoy un nuevo capítulo de su pelea por el liderato de la Liga, que afrontarán como claros favoritos en sus respectivos duelos pero sin margen de error. El conjunto blanco tiene un pequeño colchón porque tiene un punto más que el azulgrana y un partido más por jugar, el aplazado ante el Celta de Vigo. Pero el Barça está ejerciendo su derecho a poner la máxima presión sobre el líder, por más que le esté costando mucho sacar sus encuentros adelante.

El Madrid recibirá a Las Palmas después de su agónico partido del domingo ante el Villarreal, al que derrotó por 2-3 después de remontar dos goles en contra en la media hora final. Jugó con fuego y se salvó por muy poco. Los suplentes Isco y Morata salvaron el liderato de los blancos y ahora la cuestión es ver si su técnico, Zinedine Zidane, les concederá esa titularidad que con su juego ambos reclaman.

La crítica señala a Benzema como candidato a salir del equipo porque a Cristiano Ronaldo y Bale no se les discute. "Ganamos todos juntos. Luego, algunos marcan la diferencia. Si a un jugador le pones 14 partidos y luego le quitas uno, está jodido. Y eso es bueno para él y para mí. No puedo contentar a todos. Yo quiero demostrar a mi equipo que todos son importantes", manifestó ayer Zidane.

Las Palmas parece un rival propicio para que los blancos recuperen solvencia y confianza, pues el conjunto amarillo enlazó cuatro derrotas consecutivas para afear lo que hasta hace un mes era una temporada satisfactoria. Jesé regresará al Santiago Bernabéu después de ser traspasado por los blancos al París Saint-Germain, que a su vez cedió al delantero al equipo canario en vista de su nula adaptación al conjunto francés. Por su parte, el Barcelona también es claro favorito para ganar en el Camp Nou al Sporting de Gijón, en puestos de descenso. Pero le vendría bien no sólo ganar, sino mejorar su imagen para reforzar su confianza de cara al tramo decisivo de la temporada.

Messi salvó al conjunto barcelonista en los dos últimos partidos, ante Leganés y Atlético de Madrid, con sendos goles en los instantes finales. El argentino le sostuvo en choques en los que el equipo de Luis Enrique mostró un deficiente rendimiento, principalmente en el centro del campo. Cada vez parece más alejado de su esencia, y eso es algo que intentará recuperar. Es probable que Luis Enrique, fiel a su idea de las rotaciones, varíe notablemente el equipo respecto a aquel que alineó ante el equipo que entrena Simeone. Lo que no cambiará será la delantera compuesta por Messi, Luis Suárez y Neymar.

El preparador azulgrana habló ayer del Sporting: "En este tramo final, se convierte en un equipo peligroso porque, como todos los que están abajo, tienen menos tiempo para revertir su situación. Para nosotros es un partido clave en nuestra idea de no perder puntos". En otro encuentro, el Celta de Vigo recibirá en Balaídos al Espanyol en un duelo en el que ambos quieren demostrar que están en condiciones de pelear por la sexta posición, que actualmente ocupa el Villarreal.

Precisamente, el conjunto amarillo tiene una buena oportunidad de reforzar ese puesto, pues visitará al colista Osasuna, cada vez más cerca del descenso. De esa zona pretende salir el Granada, que recibe al Alavés con la obligación de ganar para renovar su aspiración por la salvación de la categoría, después de la derrota encajada en San Mamés (3-1).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios