Fútbol l Tercera División

Los errores condenan al Conil ante el Portuense

  • El equipo de Corbeto se adelanta en el minuto 1 al aprovechar un fallo defensivo, amplía la renta y acaba pidiendo la hora

Conil: Bocardo, Garrido (Imanol, 78'), Lucas, Chiqui Paz, Juan María, Berlanga (Álex Cortés, 71'), Pedrito, Borja, Nene, Juanlu y Pedro (Moncho, 55'). portuense: Edu Villegas, Kike, Ezequiel (Lolo Prado, 46'), Mere, Paquito, Luis Castillo, José Antonio (Reyes, 89'), Peces, Villalustre (Pedro, 79'), Abel y Piñero. Árbitro: Rojas Domínguez (sevillano). Expulsó a Peces (85'). Amonestó a Nene, Juanlu, Pedro, Moncho, Borja, al entrenador local Rueda; Edu Villegas, Abel y Lolo Prado. Goles: 0-1 (1') Piñero. 0-2 (49') Peces. 1-2 (88') Moncho. Incidencias: Pérez Ureba. Unas 700 personas.

El Conil ha comenzado a pie cambiado la temporada 2010-2011. Definitivamente el equipo que entrena Manolo Rueda está pagando muy caro los errores que está cometiendo en la nueva categoría. En los dos primeros compases de la competición el conjunto amarillo ha cometido errores importantes en los instantes iniciales, lo que le ha marcado en el desarrollo de ambos compromisos hasta el punto de costarle la derrota.

Hay una conclusión clara: los errores se pagan de forma importante en Tercera División y el Conil los está cometiendo como precio del habitual periodo de adaptación a la nueva categoría.

El conjunto de La Janda mostró poca concentración en la primera acción del choque, ya que un clamoroso error defensivo lo aprovechó Piñero para marcar a portería vacía. Al Portuense se le ponía muy de cara el derbi sin apenas tiempo de haberse situado sobre el nuevo césped artificial del Pérez Ureba. La animosa grada trató de empujar a sus pupilos para que se repusieran del gol rojiblanco. Y parece que ese calor lo entendió mejor que nadie Pedro, que hasta en dos ocasiones tuvo la posibilidad de poner las tablas en el marcador.

El conjunto de Corbeto se fue haciendo fuerte a medida que avanzaba el encuentro y sólo las buenas intervenciones del portero Bocardo evitaron que el resultado fuera más duro y adverso para los locales antes del descanso. José Antonio, un jugador con una gran punta de velocidad, tuvo en sus botas una de las opciones para que su equipo ampliara la cuenta. La réplica conileña corrió por cuenta de Nene, que lo hizo todo bien menos el lanzamiento final, ya que el esférico se fue algo cruzado.

El descanso se echó encima con un Conil desanimado por verse detrás en el marcador, mientras que el Portuense se mostraba algo inconformista por haber dejado escapar buenas ocasiones para sentenciar el duelo.

La reanudación estuvo marcada por el segundo gol de la escuadra de Corbeto. Un tanto doloroso por ser el 0-2 y por venir firmado por un ex conileño, Carlos Peces, que haciendo buena su talla anotó de cabeza ante la felicidad de sus compañeros y de los aficionados racinguistas presentes en el Pérez Ureba.

Con el panorama tan adverso, Manolo Rueda echó mano de fondo de armario y recurrió a Moncho, el flamante fichaje del verano y el jugador llamado a marcar la diferencia en la plantilla. Aparecieron los nervios en todos los sentidos, hasta en el colegiado que se pasó con las tarjetas, y Peces fue otra vez protagonista pero ahora por ser expulsado.

Curiosamente el equipo de casa fue mejor en los instantes finales y disfrutó de varias llegadas, siendo en una de ellas, tras rechace de Edu Villegas, cuando Moncho se estrenó anotando un gol de delantero nato. Pudo caer el empate por el empuje amarillo pero la suma del primer punto se sigue resistiendo.

700

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios