fútbol División de honor andaluza

"Este equipo tiene mucho que dar aún"

  • Alfonso, que ha vuelto con el Chiclana Industrial por la puerta grande, afirma que tienen "opciones a todo"

Alfonso, lateral industrialista, sentado en un banco de un parque chiclanero. Alfonso, lateral industrialista, sentado en un banco de un parque chiclanero.

Alfonso, lateral industrialista, sentado en un banco de un parque chiclanero. / sonia ramos

Recién salido de la lesión más grave que ha sufrido en toda su carrera deportiva, Alfonso ha regresado al Chiclana Industrial por la puerta grande. El chiclanero ha vuelto a la titularidad de inmediato y recuerda que "la temporada es muy larga y puede pasar de todo". Han sido tres meses los que Alfonso ha estado alejado de los terrenos de juego. El lateral rojinegro se dañó el bíceps de la pierna derecha mientras disputaba uno de los partidos de pretemporada y no ha debutado con el equipo hasta hace tres jornadas. "Es la lesión más importante que he tenido nunca y este tiempo sin jugar lo he notado mucho. Afortunadamente, con la ayuda de Chano, el fisio que trabaja con nosotros, he podido recuperarme y ya no tengo molestias. Eso sí, siento que todavía no estoy al 100%", cuenta.

A pesar de decir que todavía le queda para dar todo de sí mismo, su estado físico debe ser mejor de lo que el propio futbolista piensa, pues solo ha empezado en el banquillo el primero de los tres encuentros que se han disputado desde que volvió. Alfonso nunca hace un mal partido; puede estár más brillante un día o no ser tan resolutivo otro, pero siempre deja buena imagen en el campo. Gracias al trabajo que realiza cada día en los entrenamientos y las ganas que le pone para competir, el lateral ha conseguido ganarse con todas las de la ley su puesto en el once titular. Este año todos los puestos están muy competidos y él lo sabe: "No podemos relajarnos porque la competencia es brutal. Afortunadamente, este año tenemos una gran plantilla".

El Chiclana Industrial no está atravesando su mejor momento, por lo que el regreso de Alfonso se ha convertido en una esperanza que puede ayudarles a salir del bache. El club acumula cuatro derrotas consecutivas, lo que le situó el pasado domingo en puestos de descenso. No deja de ser una paradoja que, viendo el juego que practica y las ocasiones que genera en cada partido, el conjunto de Bolli se encuentre en esta situación. "La verdad es que es frustrante perder un partido habiendo merecido el empate, como mínimo", admite el chiclanero, que se deja la piel en cada encuentro, al igual que sus compañeros. "No nos rendimos ni en el minuto 90, porque no está en nuestra condición. Nuestro amor al fútbol hace que sigamos compitiendo como si viviéramos de esto", continúa. Esa fuerza de la que están dotados los componentes del Industrial le lleva a Alfonso a recordar que "este equipo tiene mucho que dar aún y todavía tenemos opciones a todo".

Los arbitrajes tampoco están siendo totalmente justos y la suerte hace tiempo que les dio la espalda. Por eso, porque todo lo que han conseguido los rojinegros ha sido a base de esfuerzo y trabajo, seguro que pronto se revierte el sino de una entidad que va mucho más lejos de la esfera deportiva: Alfonso, el resto de la plantilla, directiva y cuerpo técnico son desde hace tiempo una familia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios