Cádiz | real sociedad · LA Prórroga

"El equipo ha estado aplatanado"

  • Realista Espárrago reconoce que el adversario "llevó el control, corrió más y ha sido mejor que nosotros"

Una sonrisa para tapar una gran decepción. Llegaba el líder con un pie y medio en Primera División, pero en los planes del Cádiz no entraba perder contra la Real Sociedad. Víctor Espárrago echa mano de veteranía para lidiar el momento. Una cara ante los medios y otra partir de mañana para pensar en clave de Huesca. No queda otra.

El entrenador del Cádiz no puso peros al traspié de su equipo. Ayer más que nunca admitió la superioridad del conjunto donostiarra y reconoció los errores en el suyo. "No ha podido ser. No estuvimos en el partido frente a un rival superior, que corrió más y que tuvo la pelota. Nosotros estuvimos espesos, aplatanados, y todo eso ante un rival que presiona bien".

El técnico uruguayo no encontró justificación en factores externos como el calor, del que dijo que "podía afectar más a ellos, pero corrieron más que nosotros". "No hay nada que objetar. No tuvimos el día acertado ante el líder y nosotros ayudamos a que ellos jugaran mejor", agregando, no obstante, sobre el comportamiento de sus jugadores que "la actitud ha sido buena, pero el rival fue mejor". "Cuando un equipo es superior hay que decirlo".

Espárrago entiende que en este tipo de finales se la juega más el que pelea por evitar el descenso que el que quiere subir. "La presión de uno y otro no tiene nada que ver. La Real Sociedad tiene una ventaja sustancial y juega por el ascenso. Y nosotros nos jugamos más". A pesar de esa manifiesta necesidad, el preparador cadista lamentó que su equipo "entrara al partido rígido y no controlara nunca la pelota". "Corrimos mucho, aunque tuvimos un día desacertado".

De ningún modo admitió que el marcador entre dentro de los planes o lo previsible después de ganar en Tarragona. "No entraba en nuestra mente perder con el líder. Se dio el resultado negativo y lo que debemos ver es que no dependemos de nadie".

Y ese futuro inmediato pasa por la visita a Huesca, donde se producirá la enésima cita clave de la presente temporada. "Hay que salir a ganar al Huesca. No dependemos de nadie, pero el Huesca también se la juega. Esperemos que a ellos les pese la presión", concluye Espárrago, que afronta una semana complicada porque el ya de por sí escaso margen de error del equipo cadista se encuentra ahora mucho más reducido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios