Deportes

Siete encuentros sin perder

  • La falta de efectividad de la delantera del Racing Portuense enturbia la brillantez del trabajo de la defensa, la menos goleada del grupo junto con la del Poli Ejido

El Racing Portuense acumula siete jornadas imbatido (la última derrota fue el ya lejano 1-0 frente al Marbella) tras empatar el domingo en Écija, pese a lo cual vuelve a posiciones de descenso al resultar perjudicado por otros marcadores, especialmente la victoria del Linares ante la Balona (1-0), que permite a los azulinos situarse en puestos de salvación. Los rojiblancos recortan, al menos, un punto de distancia al Granada 74 y agrandan la diferencia sobre el equipo de La Línea, el único descolgado en la tabla, aunque observan ya un pequeño escalón en la zona media, pues cuatro puntos les separan del duodécimo puesto , que marca el Lucena, sirviendo de consuelo que sólo un punto les distancia de la salvación, que delimitan los jienenses en el decimoquinto lugar.

El mérito de los siete partidos consecutivos sin conocer la derrota (logro aún mayor teniendo en cuenta que se adeudan a la plantilla las mensualidades de septiembre y octubre y que el técnico, Alberto Ferri, todavía no se ha podido sentar en el banquillo) queda enturbiado por el hecho de que hasta la fecha sólo se haya conseguido una victoria, de modo que el propio Linares, que ha perdido el doble de contiendas (6 frente a 3) se encuentra en una posición más cómoda, toda vez que ha conseguido imponerse en tres duelos, frente al único triunfo de los de Ferri, obtenido en Guadalajara.

La falta de efectividad de la delantera rojiblanca no permite que brille más la seguridad de la zaga, pues el Portuense, junto con el Poli Ejido, es, con 9 tantos, el once menos goleado del grupo, con un bloque titular donde Taranilla es el meta indiscutible, Velázquez y Anuarbe los laterales y Sambruno y Merino los centrales, sin olvidar el trabajo destructor que también desarrolla Raúl Iturralde.

El técnico, Alberto Ferri, consideró, tras el entrenamiento de ayer, que el arbitraje de Ramos Rodríguez en Écija "no fue correcto, pues expulsó injustamente a Abel y nos anuló un gol que debió subir al marcador, ya que el fuera de juego de Jhony es posicional". El técnico no se mostró sorprendido por la sobresaliente actuación de Taranilla ("ya dije cuando vine que es el mejor portero de la Segunda B española, aseveración que se va confirmado") aunque sí pidió "arbitrajes más justos, en los que tengamos las mismas opciones que los demás: veo cosas que no me están gustando y parece que los colegiados son muy rigurosos con nosotros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios