Fútbol l Tercera División

La dicha de un delantero

  • Juan Antonio Villalustre, ariete del Portuense, admite que el gol que marcó al San Fernando "es muy importante para mí"

Juan Antonio Villalustre se siente especialmente feliz tras firmar el pasado domingo el tanto que suponía el empate contra el San Fernando, un gol que llegaba en el minuto 92, cuando los isleños rozaban un triunfo que les situaba a sólo tres puntos de uno de sus grandes rivales en la lucha por el ascenso. "Carli metió un pase largo al segundo palo, Adri hizo el control orientado y la pelota quedó a mis pies. Observé que David Zamora, el portero, se quedaba a media salida en su carrera y que tenía las piernas un poco abiertas. Por allí entró la bola", rememora el delantero, autor de cinco tantos en el campeonato anterior y de tres en lo transcurrido de la presente.

"Fue un gol muy importante para mí, pues nadie esperaba ya la igualada y una derrota complicaba mucho nuestra salida a Pozoblanco (segundo clasificado, 51 puntos), restándonos margen de error", explica el futbolista, consciente de que su tanto, anotado trece minutos después de que hubiese saltado al campo, permite al Racing, que atesora 50 puntos, mantener los 6 de ventaja de que gozaba sobre el equipo isleño y aminorar los efectos producidos tras la victoria del Algeciras contra el Conil (los algecireños, cuartos, muestran 47).

La temporada no está siendo fácil para Villalustre. Comenzó como titular, pero su puesto fue ocupado posteriormente por Pedro Curtido y, más tarde, por Adri Gallardo, fichaje del mercado de invierno. "Problemas personales me tuvieron más de un mes sin entrenar, y eso me provocó cierta desorientación, aunque ya me voy sintiendo mejor", explica el ariete, quien cifra la clave del éxito rojiblanco en factores como el buen ambiente que reina en el vestuario. "Acudes a gusto a entrenar y esa cordialidad se refleja en el campo. Por otra parte, la plantilla ha ganado en experiencia y calidad. La retaguardia se muestra más sólida. Ya no nos ponemos tan nerviosos y sabemos leer mejor las contiendas".

Villalustre admite que todos piensan en la lucha por el ascenso, aunque advierte que aún restan once encuentros por disputarse y que la estregia más adecuada consiste en ir partido a partido. El delantero entiende que el choque que les medirá contra el Pozoblanco en el polideportivo municipal cordobés, el domingo a partir de las cinco de la tarde, resultará una lid "difícil ante una escuadra que empuja mucho como local", pero juzga que si se hacen las cosas adecuadamente y se mantiene la actitud de los últimos meses "podemos sacar algo positivo".

Los racinguistas recibirán la próxima semana al colista, la UD Los Barrios, una entidad condenada al descenso, para, acto seguido, atender al desplazamiento, a priori, más complicado del campeonato, toda vez que encaminará sus pasos a La Línea de la Concepción, donde se medirá al actual líder, la Balona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios