fútbol lLiga BBVA

El desgaste físico, un talón de Aquiles inédito para el Barça

  • Los azulgranas exponen su versión más vulnerable desde la llegada de Guardiola por culpa de la plaga de lesiones, aunque continúan aspirando al pleno de títulos

Cansado, sin su precisión característica y con problemas para cerrar los partidos: el Barcelona de Guardiola ha tenido que aprender esta temporada a luchar contra los obstáculos físicos de su plantilla y a resolver las victorias con algo más que buen juego.

Aún a siete puntos del líder, el Real Madrid, y con serias posibilidades de clasificarse para la final de la Copa del Rey, el equipo azulgrana expone actualmente su versión más vulnerable desde la llegada de Pep Guardiola al banquillo. Una enorme cantidad de lesionados en la primera plantilla y las complicaciones en el recambio condujeron al tricampeón del fútbol español a momentos de incertidumbre futbolística y a su estrella, Lionel Messi, a la desazón.

"A ver si poco a poco vamos recuperando jugadores. Los que hay ahora están haciendo un esfuerzo titánico", aseguró el sábado Guardiola. El Barcelona sufrió demasiado en su propio feudo para ganar 2-1 a la Real Sociedad.

Con más de medio equipo titular fuera de la convocatoria o sentado en el banquillo, el equipo azulgrana expuso varios lapsos de desgaste, síntoma que arrastró durante todo el mes de enero. Una pieza clave como Xavi Hernández lleva dos partidos oficiales consecutivos sin pisar el campo. Otros jugadores importantes, como Andrés Iniesta y Pedro, están siendo perseguidos por las lesiones practicamente desde que comenzó la temporada, mientras que un delantero como David Villa deberá esperar hasta casi final de la campaña para regresar.

Como si fuera poco, Sergio Busquets, que el sábado había sido cuidado y había iniciado el duelo en el banquillo, apenas jugó siete minutos y todavía está en duda para el choque contra el Valencia en la Copa el miércoles a causa de un corte en su rodilla derecha.

Así, Guardiola se vio obligado a recurrir a los futbolistas del filial para sacar adelante la situación. ¿Resultado? Se percibe el aprendizaje en la misma escuela, aunque también se refleja la falta de conocimiento en los pequeños detalles de cada jugada.

"Otras veces metíamos cuatro goles y ahora nos cuesta más. Lo importante de esta victoria ante la Real es que teníamos que ser fuertes", valoró Guardiola.

El Barcelona actual archiva su peor registro como visitante en Liga desde la llegada del técnico al banquillo y suma cuatro partidos sin poder marcar más de dos goles, algo que parecía inimaginable en temporadas anteriores.

"Es importante ganar lo que nos queda. Entramos en una dinámica en la que no hay margen de error. Debemos ganar nuestros partidos y esperar que el líder pinche", analizó Víctor Valdés.

Con tres títulos en las alforjas y todavía en la pelea por los otros tres de la presente temporada, el Barça parece encontrarse en su momento de mayor incertidumbre en la era Guardiola. El actual campeón del mundo deberá encontrar nuevas herramientas para recuperar su idilio con el fútbol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios