Segunda División B El decano aterriza en campo del San Fernando

  • El regreso de Pedro Ríos es la gran novedad en la convocatoria azulina.

Pedro Ríos habla con varios compañeros mientras trasladan una portería. Pedro Ríos habla con varios compañeros mientras trasladan una portería.

Pedro Ríos habla con varios compañeros mientras trasladan una portería. / J.A.

Si cerramos los ojos y miramos atrás, hace justamente 11 meses menos un día, hallamos un partido inmensamente parecido al que en la tarde de este domingo (18:30) disputarán San Fernando y Recreativo de Huelva.

Por supuesto, el escenario era el mismo, el Iberoamericano de Bahía Sur, y en la previa del partido se dejaba entrever que las fuerzas en las gradas iban a estar tremendamente igualadas; de hecho, se presumía la presencia de un millar aficionados onubenses, los mismos que se esperan en el estadio azulino.

En cuanto a lo deportivo, ambos equipos estaban en alza, incluso miraban con descaro los puestos de privilegio de la clasificación, idéntica situación que aflora en el partido que tendrá lugar esta tarde. Y para colmo el árbitro del encuentro era Ruiz Aguilera, el mismo que hoy impartirá justicia en el choque entre ambos contendientes.

Pero los isleños tienen prohibido mirar hacia atrás. Principalmente porque aquel partido de hace un año fue de infausto recuerdo y terminó con una derrota en el tiempo añadido con un impresionante tanto cuando el partido expiraba y porque el encuentro dejó las secuelas de hasta siete bajas para proseguir la trayectoria en el partido siguiente. No se puede dejar de pensar en que la situación parece que se ha vivido con anterioridad, pero es cierto que hay que cambiar el curso del desenlace.

Por ello, el cuadro de La Isla afronta el choque de una forma espectacular. Los resultados obtenidos en las últimas jornadas, donde se han cosechado 12 de los 18 puntos disputados y no se conoce la derrota desde la tercera jornada, permiten que se lleven seis jornadas consecutivas puntuando.

Eso tiene a los de José Pérez Herrera inmersos en una nube de buenas sensaciones. La victoria del pasado domingo ante El Ejido no hizo más que refrendar esas sensaciones que se quieren poner en liza ante un equipo hecho, y fabricado, para estar entre los máximos favoritos del grupo IV de la Segunda División B.

En lo deportivo, una noticia inmejorable y otra no tan buena. En el aspecto positivo, destacar la vuelta a una convocatoria del jugador más importante del plantel azulino, Pedro Ríos. El jerezano ya ha superado sus problemas, esos que le han dejado apartado de los terrenos de juego ocho de las nueve jornadas disputadas y ayer parecía un niño con zapatos nuevos ante el hecho de ser convocado por segunda vez esta temporada. Su ingreso en el equipo no será de inmediato ya que necesita un periodo de adaptación pero, a buen seguro, el técnico azulino le dará los minutos necesarios en el transcurso del encuentro para que vaya cogiendo la forma.

La no tan agradable es la baja, por segundo partido seguido, del delantero Buba. El jugador azulino no ha superado sus problemas en el aductor, donde padece una microrrotura, y ha sido el único componente del plantel isleño que no ha entrado en la convocatoria, por lo que su sitio en el partido estará en la grada.

Enfrente habrá un equipo que sueña con metas de antaño, que suspira por volver a la elite y que tiene en su historia la carga de ser el decano del fútbol español. El Recre, que estará apoyado en un principio por siete autobuses repletos de aficionados más una gran cantidad de estos llegados en coches particulares, mira de reojo lo obtenido la campaña pasada y si alguno de los dos equipos sale vencedor del envite la recompensa podría ser colocarse entre los cuatro primeros clasificados y seguir soñando, aunque esto no ha hecho más que empezar y queda mucho camino por recorrer.A los isleños, de momento y ocurra lo que ocurra, que les quiten lo bailao.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios