Deportes

El debutante vive un momento dulce

  • El cuadro nazarí es un histórico que se ha asentado en la máxima categoría bajo la batuta de Quique Pina

La permanente línea de colaboración que mantienen el Cádiz y el Granada propicia el estreno en el Trofeo del conjunto de la ciudad de la Alhambra. La mano siempre tendida de su presidente, Quique Pina, convierte a la escuadra rojiblanca en el 21º club español que participa en el prestigioso torneo veraniego.

El Granada vive una dulce etapa de su historia tras su regreso a la élite del fútbol español. El cuadro nazarí se prepara para afrontar su quinta temporada consecutiva en Primera División, categoría a la que regresó después de 35 años tras la llegada de la familia Pozzo y Quique Pina, artífices del resurgir de un club que ahora entra a formar parte de la historia del Trofeo.

El equipo que viste con su original camiseta de rayas horizontales rojas y blancas (al estilo del rugby) encara la nueva temporada con el objetivo de amarrar una vez más la permanencia en Primera aunque sin el sufrimiento del curso anterior, cuando se salvó de manera milagrosa gracias un prodigioso sprint final bajo la dirección en el banquillo de José Ramón Sandoval.

El club quiere estabilidad en el banquillo y confía en Sandoval, al que entrega una plantilla renovada con amplitud merced al aterrizaje de diez jugadores, que pueden ser más hasta el cierre del mercado. En el plantel destaca la presencia del portero Andrés Fernández los defensas David Lombán (el último en llegar) y Mainz, los centrocampistas Fran Rico, Javi Márquez, Piti, Rochina y Rubén Pérez, y los delanteros El Arabi y Nico López. El Granada es un equipo que mezcla la garra con el gusto por el fútbol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios