Deportes

Una cuestión de fiabilidad

  • El Sevilla y el Barça disputan el primer asalto tratando de disipar dudas

El Sevilla y el Barcelona se juegan hoy en el Pizjuán y el miércoles en el Camp Nou el título de la Supercopa de España y, además, la confianza de sus respectivas aficiones en los proyectos de Sampaoli y Luis Enrique, tras las dudas defensivas suscitadas en pretemporada.

Sevilla y Barcelona volverán a verse las caras en una final tras la de la Copa del Rey del presente año, que ganaron los de Luis Enrique en la prórroga por 2-0, y la de la Supercopa de Europa del año pasado, en la que los barcelonistas también se impusieron por 5-4 en el alargue tras un vibrante partido que le remontaron a los sevillistas.

El Sevilla de Sampaoli se presentará ante su afición después del doloroso varapalo que sufrió en la final de la Supercopa de Europa que perdió ante el Real Madrid. Pese a la fe ciega y el carácter innegociable de su concepto, Sampaoli se enfrenta a un examen exigente en el que deberá armonizar su plan con la solvencia defensiva para que la afición sevillista ratifique la fiabilidad del nuevo proyecto, pese a que su equipo aún se encuentra en rodaje.

El Sevilla afronta la exigente ida con las dudas de Iborra y Pareja, que salieron tocados de la final de Trondheim; y con las bajas seguras de Carriço y Kolodziejczak. Sampaoli ha incluido en la lista de 19 futbolistas al defensa central chiclanero y ex cadista Diego González, que podría tener opciones.

Tras lograr la Liga, la Copa del Rey, el Mundial de Clubes y la Supercopa de Europa la pasada campaña, el Barcelona arranca una nueva temporada disputando un título que, de lograrse, sería el octavo conquistado por Luis Enrique desde que se sienta en el banquillo azulgrana. El equipo catalán afrontará este primer acto de la final sin el delantero Neymar y el centrocampista Rafinha, que están disputando con Brasil los Juegos, y el portero Ter Stegen, de baja por un esguince de rodilla. También con la duda de si el defensa Jordi Alba, que ayer volvió a ejercitarse con normalidad tras encadenar varios problemas físicos que le han impedido estrenarse en los partidos de pretemporada, está en condiciones de entrar en el once. La falta de rodaje de Jordi Alba otorgaría la plaza de lateral zurdo al francés Lucas Digne, uno de los nuevos fichajes del Barça.

De hecho, Digne se perfila como la única cara nueva del once azulgrana en el Pizjuán. Denis Suárez y André Gomes -éste último aun corto de preparación- parecen no tener sitio de inicio en un centro del campo que estaría formado por los 'clásicos' Busquets, Rakitic e Iniesta.

El objetivo de este Barcelona es recuperar la solidez atrás para doblegar al Sevilla y lograr al duodécima Supercopa de España de su historia, lo que le consolidaría como el equipo que más veces ha ganado esta competición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios