Tenis

"Habrá cosas más determinantes que la superficie en que se juegue"

Emilio Sánchez habla de la final de la Copa Davis contra Argentina y augura una eliminatoria durísima, en la que no descarta que se llegue al quinto punto y con un jugador como Del Potro en un momento especial.

-¿Tiene pensado repetir el mismo equipo de la semifinal contra Estados Unidos?

-Faltan dos meses para la final y hay por medio una serie de torneos en pista cubierta. Los jugadores tienen tiempo para aclimatarse bien e ir tomando confianza en la superficie sintética. Habrá dos torneos muy importantes, Madrid y París, y a continuación los que se hayan clasificado para la Copa Masters podrán avanzar en el rodaje. Para ese momento se sabrá quiénes estarán en el equipo y quiénes no. En principio, los que han participado son los que más posibilidades tienen, porque son los que mejor han jugado durante el año y porque son los que han ido sacando adelante las eliminatorias.

-¿Se ha planteado la posibilidad de variar la pareja de dobles?

-No creo que el equipo cojee por ahí. En los últimos partidos hemos sido competitivos en condiciones duras. Contra Estados Unidos perdimos a cinco sets. Estoy contento con la pareja que tenemos, han hecho un esfuerzo importante por competir juntos en el circuito. Si no pasa nada raro, la idea es contar con ellos.

-¿Hasta qué punto Argentina es favorita en la final de la Copa Davis por el factor cancha?

-Una final siempre es una eliminatoria abierta, puede pasar de todo. Argentina es un equipo duro, compacto, que tiene experiencia. Nalbandián es un buen número uno y responde muy bien en la Copa Davis, pero también está la juventud de Del Potro, que este año ha dado el salto, está ganando torneos y disputando las rondas finales de los grandes eventos. Además, tendrán la fuerza de contar con el público a favor y jugar en casa, que siempre ayuda. Pero si fuese uno de ellos también pensaría que me ha tocado el rival más difícil.

-¿Qué final espera, se llegará al quinto punto?

-Creo que va a ser una final muy bonita, de mucho colorido y mucha tensión, en la que va a ganar el tenis. Será una final de las que hacen historia. Por el bien del tenis y del espectáculo sería muy bueno si se llega al último punto, siempre que nosotros ganemos tres puntos.

-¿Le preocupa el tema de la superficie?

-Creo que hay cosas que pueden ser más determinantes como jugar bien o el potencial de los jugadores argentinos, incluso el apoyo que puedan recibir en determinados momentos. Quizá nos pueda influir que sea la superficie en la que nos cuesta más mantener el nivel, pero en una Copa Davis, con los pocos partidos que hay, intentaremos mantenerlo todo el tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios