Deportes

"La comunión entre el equipo y la afición es lo más importante"

  • Julio Peguero confiesa que se marchó a casa "emocionado" tras el partido contra el San Fernando y recuerda otras "connotaciones importantes" del domingo: "Los goles de Toedtli, Rubiato y Rosu..."

Comentarios 4

Julio Fernández Peguero llegó desde Huelva con una importante misión: hacer olvidar una temporada con grandes dosis de comedia y final trágico y devolver al Cádiz a Segunda División. No es una misión imposible, porque el Cádiz no recurrió al increíble Ethan Hunt (Tom Cruise), pero tampoco fácil, porque la última vez se tardó casi una década en llevarla a buen puerto.

Le trajo Antonio Muñoz y el cordobés delegó en él todas las cuestiones deportivas. "Se trata de un hombre de fútbol que vive para este deporte y muy conocido en este mundo. Es muy trabajador y tiene muy buen ojo clínico para saber las características de los jugadores y cuáles pueden tener futuro.Tiene nuestra misma forma de pensar y quiere fichar hombres y no nombres. A la larga, eso es lo que da resultados. Las personas comprometidas son las que consiguen éxitos y estoy convencido de que nos va a aportar lo que necesitamos", dijo el presidente en la presentación del onubense como nuevo director deportivo.

Peguero llegaba sabiendo perfectamente dónde se metía. "Dejo mi casa para venir a otro gran club. Y este año en el infierno no será fácil, por lo que tendremos que luchar y trabajar para lograr el objetivo, que sólo se conseguirá con unión", adelantaba. Unión para crear la fuerza necesaria de cara a salir de un pozo muy profundo.

Esa misma "unión" que requería Peguero en sus primeras palabras como cadista, es la misma "unión" que demandaba el director deportivo hace unos días. El onubense defiende a capa y espada que el club ha hecho "un gran esfuerzo" por hacer más fuerte a la plantilla líder y cree que "ya es hora" de que todos remen en el mismo sentido. "O nos salvamos todos, o nos ahogamos todos". Debe pensar.

El domingo, tras el segundo derbi gaditano consecutivo en el Ramón de Carranza, la mano derecha de Muñoz se marchaba a casa "emocionado". "Frente al San Fernando vi cumplido uno de mis deseos", reconocía ayer Julio Peguero. "El encuentro tuvo muchas connotaciones especiales, pero la más importante para mí fue la comunión que se dio entre el equipo y la afición. Esa unión es algo que venía demandando y por fin se ha producido. Queda un camino muy difícil por andar y será muy importante que todos vayamos de la mano. Así, seguro que llegaremos lejos", afirmaba el relevo de Alberto Benito.

Julio Peguero se reconocía ayer "contento" y deseó que dicha unión "tenga continuidad". "Ojalá que podamos ganar en Melilla, a ser posible haciendo buen juego, y podamos refrendar la buena línea en el próximo partido en casa contra el Linares. Pero hay que ir poco y poco y ganar primero en Melilla, un campo que no es nada fácil", afirmaba el director de orquesta del líder del grupo IV de Segunda División B, el responsable de fichar a Javi Gracia y de confeccionar una plantilla de hombres y no de nombres que ha hecho olvidar las grandes dosis de comedia y el final trágico de la pasada temporada.

Peguero no pasaba por alto otras "connotaciones importantes" del derbi y repasaba todos los detalles que le hicieron salir del estadio "orgulloso y emocionado": "Al margen de la unión de los jugadores con los aficionados hay que destacar el gol de Toedtli en su regreso, el de Rubiato, y los dos de Rosu, que va a ser muy importante jugando entre líneas en esta segunda vuelta. También volvimos a ver al mejor Ormazábal y Álvaro dejó sus primeros detalles por la banda, se le vio con la inquietud de querer agradar...".

La unión hace la fuerza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios