Cartagena - cádiz

Un ciclón arrasa Cartago (1-3)

  • Un imperial equipo amarillo pasa la trituradora y suma tres puntos de oro que le acercan al liderato. Jona hace su primer doblete y Villar redondea.

Con oficio, con galones, con hechuras de un equipo poderoso que fue de menos a más hasta reducir a cenizas a un rival rendido a la evidencia. El Cádiz no sólo ganó en Cartagena -donde nadie lo había hecho hasta ayer-, que era lo más importante. Lo hizo además con tanta autoridad que asestó un golpe en la línea de flotación de un presunto rival directo empequeñecido por la aplastante superioridad de un conjunto amarillo que presentó su candidatura a un liderato cada vez más cercano. La jornada había quedado propicia tras los tropiezos del UCAM Murcia y la Balona y los amarillos no dejaron escapar la oportunidad de encaramarse al segundo puesto y ponerse a cuatro puntos del trono.

La victoria no admite discusión ni las prestaciones de un equipo que, tras una primera media hora dubitativa, supo manejar el encuentro con el marcador a favor y mostró el único lunar de las dudas cuando le tocó defender las acciones de estrategia. Jona firmó su primer doblete como cadista y Juan Villar puso la guinda a una mañana de ensueño en el primer examen serio de Claudio Barragán desde su llegada al banquillo, saldado de manera exitosa. La diferencia entre amarillos y albinegros fue tal que el Cartagena, distanciado ahora a ocho puntos, no da la apariencia a día de hoy de estar en condiciones de ser un adversario en el grupo IV.

Claudio sorprendía al apostar por Arregi como acompañante de Servando en el centro de la defensa y dejar en el banquillo a Josete, ausente de la alineación por primera vez esta temporada cuando estaba disponible. Tomás se quedaba fuera de los 16 elegidos y era Andrés Sánchez en el que entraba en el lateral izquierdo. Se decantaba el técnico por Fran Machado en la mediapunta y Jona como hombre más adelantado. Lo demás, lo esperado. En el Cartagena destacaba la presencia de Ceballos, Jorge Luque y Gato, con reciente pasado cadista.

Los locales salían con energía a base de balones largos que obligaban a los amarillos a estar con los ojos bien abiertos para evitar sorpresas desagradables. La pelota entraba con frecuencia en el área de un equipo visitante al que le costaba un mundo meterse en el partido. Una falta y un posterior saque de banda lanzados por los albinegros destapaban una vez más las carencias a la hora de defender las acciones de estrategia. De hecho, Ribas conectaba un cabezazo que Aulestia atrapaba sin problemas (minuto 12). El primer intento de los cartageneros en dirección a puerta despertaban a los gaditanos, que respondían con un par de balones al interior del área que no encontraban rematador.

La dificultad de unos y otros para generar oportunidades en el desarrollo del juego dejaba en manos de la estrategia las mayores posibilidades de gol. En el 23, el Cádiz las volvía a pasar canutas para defender a balón parado y Servando sacaba el esférico en línea de gol tras un córner peinado por Sergio de cabeza en el primer palo.

Los amarillos estaban obligados a ofrecer mucho más si querían sacar algo positivo de la ciudad departamental. Jona y Kike Márquez se ponían a ello con una pared (en el 27) que dejaba solo al sanluqueño dentro del área pero Ceballos se cruzaba con rapidez. No era en esa acción, sino en la siguiente, cuando el Cádiz conseguía ponerse con ventaja en el marcador en su primer disparo a puerta. Con la media hora cumplida, Juan Villar aparecía por fin, llegaba hasta la línea de fondo y centraba al segundo palo, donde Kike Márquez servía al primer toque el pase de la muerte para que Jona empujase a placer a puerta vacía. Un buen gol en una jugada trenzada que abría un nuevo escenario. El tanto daba alas a los pupilos de Claudio, que se veían por delante con muy poco. Eso sí, con la máxima efectividad. Un disparo, un gol. Con el 0-1 todo fue coser y cantar para un Cádiz lanzado frente aun adversario encogido.

El último cuarto de hora del primer acto se convertía en un monólogo de los amarillos, crecidos por el gol ante un rival tocado de ala como loco por sentarse en el diván. Juanma Espinosa se erigía en el líder y empezaba a distribuir la pelota a un lado y otro. Con el control absoluto del choque, los gaditanos se gustaban y a punto estaban de marcar el segundo antes del intermedio. En el 39, el árbitro no señalaba un claro penalti por derribo de Sergio a Juanma Espinosa y un minuto más tarde Limones desviaba a lo justo un centro chut de Andrés Sánchez que llevaba la dirección adecuada. Ya en la prolongación, de nuevo Limones repelía un derechazo de Kike Márquez y Andrés Sánchez disparaba algo desviado.

El descanso llegaba en el mejor momentos de los amarillos, que tenían por delante 45 minutos para demostrar si seguía siendo un equipo un poco niño, como había apuntado Claudio a su llegada hace casi dos semanas, o había madurado y era capaz de tirar de oficio para llevarse los tres puntos que en ese momento tenían en su poder.

El balón seguía siendo propiedad de los visitantes, que no renunciaban al ataque en busca de la sentencia. En el 50 Kike Márquez no conectaba un buen disparo cuando estaba solo en la frontal del área. El Cartagena no daba señales de vida pero el marcador era tan ajustado que cualquier acción podía dar al traste con el objetivo.

El Cádiz seguía creciendo y encontraba justo premio a su dominio. En el minuto 58, Fran Machado, en posible fuera de juego, era derribado por Germán cuando se disponía a rematar solo tras una buena jugada de Juan Villar. El colegiado decretaba penalti y expulsaba al defensa local antes de que Jona transformase con solvencia la pena máxima para poner el 0-2. El partido estaba encarrilado para un Cádiz superior en juego y en efectivos que no quería complicaciones y daba la puntilla sin apenas respiro. En el 64, Andrés Sánchez culminaba una galopada por la banda izquierda con un excelente centro al segundo palo para que Juan Villar, solo, fusilara a Limones a un metro de la portería. El 0-3 era incontestable, reflejo de la evolución de un equipo que borraba del mapa un adversario entregado que sólo podía inquietar, de manera aislada, a balón parado, como el saque de esquina (minuto 73) que Servando despejaba cerca de la línea de gol. Uno de los pocos peros que se le pueden poner a los amarillos es el exceso de acciones de estrategia concedidas.

Con el partido finiquitado, el Cádiz se limitaba a controlar y a tratar de aprovechar las ocasiones para aumentar la cuenta. Claudio ya había movido el banquillo con la entrada de Migue García, Navarrete y Airam Cabrera. El chileno lanzaba al palo nada más saltar al césped (en el 75) poco antes de mandar al limbo un disparo dentro del área. El cuarto parecía cada vez más cerca y en el 87 era Kike Márquez el que enviaba al poste un tiro cruzado. Pero no eran los visitantes, sino los locales, los que iban a ver puerta en el minuto 89. Cómo no, en una acción de estrategia. Ribas marcaba en una falta desde la frontal del área con un lanzamiento que pasaba por debajo de la barrera, que había saltado, y sorprendía a Aulestia. Para no perder costumbre, el Cádiz volvía a recibir un gol fuera de casa, pero en este caso el tanto no empañaba una contundente victoria. Al final, 1-3, idéntico marcador del único triunfo a domicilio hasta la fecha en el campo del Sevilla Atlético.

Árbitro: Moreno Aragón (madrileño).

tarjetas: Rojas Expulsó de manera directa al local Germán (58').Amarillas Amonestó a los locales Jorge Luque (44'), Pallarés (62') y Chus Hevia (77'), y a los visitantes Garrido (43') y Juanma Espinosa (69').

goles: 0-1 (31') Jona Juan Villar centra al segundo palo, Kike Márque toca de primera al corazón del área pequeña y el ariete empuja a placer. 0-2 (60') Jona, de penalti El malagueño transforma una pena máxima tras derribar Germán a Fran Machado dentro del área. 0-3 (64') Juan Villar Andrés Sánchez se interna por la banda izquierda, centra al segundo palo y el onubense define sin oposición cerca de la portería. 1-3 (89') Ribas El delantero marca de falta directa por debajo de la barrera desde la frontal del área.

incidencias: Encuentro correspondiente a la 16ª jornada de Liga disputado en Cartagonova ante unos 2.300 espectadores, entre ellos algunos aficionados cadistas, en una mañana ventosa y fría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios