Fútbol | Segunda División B

Un choque para seguir viviendo en la ilusión

  • El San Fernando, con toda la plantilla disponible, recibe al Talavera

Raúl Palma, con Sergio Romero durante una sesión preparatoria. Raúl Palma, con Sergio Romero durante una sesión preparatoria.

Raúl Palma, con Sergio Romero durante una sesión preparatoria. / J.A.

Nada, ni nadie, le puede quitar la ilusión. El San Fernando afronta en la tarde de este domingo, con nuevo horario de las seis de la tarde, otro envite liguero con el sueño de lograr los tres puntos que sirvan para igualar la mejor temporada del equipo azulino en Segunda División B.

La ilusión y la esperanza de terminar de hacer algo grande es la bandera con la que el equipo de José Pérez Herrera ha trabajado en el transcurso de la semana, conscientes de que su condición de mejor equipo ante sus incondicionales puede proporcionarles una nueva victoria que, a la espera de lo que hagan sus rivales más inmediatos, les permita asaltar nuevamente una de las cuatro plazas de privilegio en la clasificación.

Pero los isleños, si por algo se han caracterizado durante la totalidad de esta temporada, es por que no menosprecian a ninguno de sus rivales y son conscientes de las dificultades que entraña cada uno de los partidos que disputan.

Por eso, el mensaje que se ha lanzado desde el seno del plantel azulino ha sido el de tranquilidad, responsabilidad y dificultad para lograr el objetivo. El Talavera no será, ni mucho menos, un invitado de piedra en la que puede ser una de las tardes inolvidables de fútbol en la historia del equipo de La Isla.

Y es que el ambiente ha ido creciendo conforme se ha ido llegando a la hora del encuentro y la llamada que ha realizado la junta directiva azulina del club tendrá la respuesta una la afición isleña que acudirá en un mayor número que en partidos anteriores al estadio cuyo enclave se halla en el Complejo de Bahía Sur.

De la misma forma, se ha decidido rebajar considerablemente el precio de las entradas y ello contribuirá, de manera especial, a que las gradas tengan un mayor número de seguidores animando al equipo conjunto dirigido por José Pérez Herrera y convirtiéndose, de paso, en el auténtico jugador número 12 que reclaman los jugadores y los dirigentes.

En el apartado deportivo, la novedad más significativa por parte del equipo isleño está en que el técnico jerezano podrá contar, después de mucho tiempo, con todos sus efectivos para un encuentro. Esto permitirá que, de inicio, ponga en liza su once de gala, con la duda de saber qué dos de los tres centrales con los que cuenta la plantilla azulina saldrán de inicio.

Por lo demás, todo parece decantado a la vuelta al equipo titular de Raúl Palma y Pedro Ríos. El chiclanero fue baja el pasado domingo debido a una sanción federativa y el jerezano jugó algunos minutos tras la recuperación de su lesión y ya está presto para colaborar con el equipo en el tramo final de la temporada.

Todo está dispuesto para que La Isla viva un partido que tiene que seguir alimentando la llama de la ilusión, que tiene que servir para ganar la primera de las ocho finales que disputará el cuadro isleño en lo que resta de temporada. Los azulinos hicieron la apuesta de que en casa, donde tienen su mejor bagaje, es donde se tienen que alimentar las opciones de terminar la temporada regular entre los cuatro primeros clasificados. El primer envite, la primera prueba de fuego, la primera batalla de la guerra, será ante un Talavera al que cuesta un mundo hacerle un gol, pero es un conjunto muy poco fiable en cuanto a resultados positivos lejos de su feudo.

Este domingo se quiere seguir dando vida a la ilusión, al sueño, a la esperanza y, para ello, los de SanFernando necesitan una victoria, a todas luces casi vital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios