Deportes

"Nuestro capitán": El Príncipe enamora

  • La candidatura madrileña realza la figura de Felipe de Borbón, principal aval ante los miembros del COI

Afuera, el sol inunda de brillo la incipiente primavera. Adentro, en el sombrío segundo subsuelo de un lujoso hotel, la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2020 se encandila con otro tipo de astro, el príncipe Felipe.

Ana Botella, alcaldesa de Madrid, titubea un instante antes de sintetizar lo que piensa del heredero de la corona española. "Está estupendo", dijo Botella, que no se refería al aspecto físico del hijo del rey Juan Carlos, sino a su papel en el duro trabajo de derrotar a Estambul y Tokio en la elección que el Comité Olímpico Internacional (COI) celebrará en Buenos Aires.

"Es nuestro capitán", sintetizan en Madrid 2020 cuando se les pregunta por el papel de Felipe de Borbón, que llegó el lunes a Buenos Aires para sumar el máximo de horas posible haciendo lobby sobre los miembros del COI.

El resto del tiempo lo dedica a los minuciosos ensayos de Madrid, que busca afinar al máximo los detalles de su presentación final ante el COI, una presentación que podría ser clave en una carrera tan ajustada como la que protagonizan las tres ciudades. Fuentes de la candidatura de Madrid aseguraron que el trato entre el futuro rey de España y sus compañeros es relajado y de camaradería, aunque todos se dirijan a Felipe como "señor", que es el uso protocolariamente establecido. Queda en manos del heredero acortar distancias y distender el ambiente.

"Trabaja, trabaja, trabaja. Se siente parte del proyecto", añadieron las fuentes de Madrid 2020, que tienen bien presente la actuación del príncipe a principios de julio durante la exitosa presentación ante el COI en Lausana.

"El príncipe fue la estrella del día", coincidieron en aquel entonces varios miembros del COI. Lausana marcó un antes y un después para Madrid, que si en Singapur 2005 confió en la reina Sofía y en Copenhague 2009 en el rey Juan Carlos, ahora apuesta a la nueva generación real para evitar una tercera derrota consecutiva en pos de la sede olímpica.

Como el resto del equipo de la capital, Botella muestra un tenso optimismo, pero cree que aún hay aspectos para afinar de cara a la presentación final: "Siempre hay algo que se puede mejorar, siempre se pueden ajustar detalles".

Los miembros de 2020 realizaron un ensayo ya al completo, gracias a la incorporación del baloncestista Pau Gasol, la estrella del deporte elegida para seducir a los miembros del COI. El jugador de Los Angeles Lakers llegó directamente desde el aeropuerto para sumarse al ensayo matutino de Madrid y elogió "el equipo de lujo" de la candidatura.

"Es un orgullo y un honor muy grande ser uno de los líderes de la representación de nuestros deportistas", añadió Gasol, la estrella "menor" en un grupo embelesado con su estrella "real".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios