Automovilismo | Andaluz de montaña El belga Janssens, a años luz del resto en la Subida a Algar

  • La grúa hace horas extraordinarias al tener que retirar del trazado cinco coches entre accidentados y averiados.

El conileño Manzanares estuvo a punto de empotrar su coche en la curva de la gasolinera. El conileño Manzanares estuvo a punto de empotrar su coche en la curva de la gasolinera.

El conileño Manzanares estuvo a punto de empotrar su coche en la curva de la gasolinera. / Ramón Aguilar

La primera de las dos jornadas que componen la 28ª edición de la Subida a Algar, segunda prueba puntuable para el Campeonato de Andalucía de automovilismo de montaña, anduvo de lo más movidita a lo largo de una tarde en la que se registró una afluencia de espectadores muy elevada tal como suele ocurrir los sábados en las citas de la Sierra de Cádiz.

Tanto en los entrenamientos oficiales como en la primera manga abundaron los incidentes, lo que obligó a que la grúa tuviera trabajo extra, pues se vio obligada a recoger a nada menos que cinco coches entre los accidentados, dos de ellos con pérdidas de ruedas, y los averiados.

Los numerosos parones de la competición pusieron en peligro la celebración de la segunda manga, ya que ante el enorme retraso acumulado existía un indudable riesgo de quedarse sin luz natural antes de la finalización del recorrido por parte de todos los participantes. Los organizadores de Escudería Sur, con Paco García Galera al frente, tomaron la decisión de dar la salida y acabaron acertando aunque no sin ayuda de la suerte pues esta manga resultó limpísima, llegando a meta todos los pilotos que tomaron parte.

En el plano puramente deportivo se cumplió el clarísimo pronóstico en lo que respecta al primer clasificado de turismos. Con Humberto Janssens, belga afincado en la localidad granadina de Almuñécar, y su envidiable Porsche 997 GT3 ocurre que tanto el piloto como el vehículo poseen un gran poderío, lo que convertía a este binomio en indiscutible favorito. De hecho, la ventaja acumulada sobre el inmediato seguidor fue de más de 7 segundos en la primera manga y de más de 8 en la siguiente. En ambos casos, la segunda posición se la adjudicó el malagueño José C. Ropero, con un Mitsubishi Lancer Evo VII.

El podio provisional lo completa Francisco Palomo, de Colmenar (Málaga), que repitió tercer puesto. Cabe recordar que la principal novedad de este año consiste en que no se realiza división entre Fase A y Fase B sino que se suman los tiempos de las dos mejores mangas de las cuatro, dos sabatinas y dos dominicales, día en el que los entrenos oficiales empiezan a las 10:30.

En monoplazas, con solo un trío en acción, la pelea es apretada entre Francisco José Aguilar y Antonio de los Ríos, que se turnaron en la primera plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios