tenis roland garrosRafael Nadal. tenista

"Si uno es arrogante, quizás sí deba perder para aprender"

  • El balear celebra su éxito sin olvidarse del futuro del tenis y de la vida en general

  • "Mi opinión política no la doy desde una perspectiva de superioridad", señala

Nadal posa después de ser recibido en el Ayuntamiento de París con un mural que simboliza sus 11 Roland Garros. Nadal posa después de ser recibido en el Ayuntamiento de París con un mural que simboliza sus 11 Roland Garros.

Nadal posa después de ser recibido en el Ayuntamiento de París con un mural que simboliza sus 11 Roland Garros. / efe

Está gris en París, como siempre, y en el pequeño hotel de la calle Jean Goujon periodistas y curiosos esperan por Rafael Nadal, que el domingo dio a la capital francesa su tradicional noticia de primavera: un nuevo título de Roland Garros.

Aprovechó una entrevista con Dpa para solventar, además, una polémica suscitada en los últimos días al solicitar nuevas elecciones. "Como residente en España y ciudadano español, pues puedo tener mi opinión, nada más. Mi opinión no la doy desde una posición superior a cualquier otro ciudadano, en ningún caso. Di una opinión, no exigí nada", señaló.

Nadal, que levantó su undécimo título en el torneo francés y amplió a 17 su palmarés de Grand Slams, habla también del futuro de su deporte, de la vida fuera del tenis y hasta del argentino Diego Schwartzman, su rival más difícil estas dos semanas.

-¿Diría que la experiencia le ha hecho ganar muchos partidos en este Roland Garros?

-Lo que me ha hecho ganar partidos es jugar un poquito mejor que los demás. Todo lo demás son cosas y frases que se dicen y se escriben. Al final lo que te hace ganar es hacer las cosas mejor que tu rival. En algún momento puntual puede haber algo que ya has vivido en el pasado que te pueda ayudar, pero al final el tenis son muchos puntos cada partido. Ya puedes tener más experiencia o actitud, pero si no juegas mejor es prácticamente imposible ganar un torneo así.

-Usted afirmó alguna vez que, contrario al tópico, se aprende más de las victorias que de las derrotas. ¿Qué se aprende de una victoria como la del domingo?

-Es muy simple de explicar. Si uno es arrogante, entonces quizá necesita perder para aprender. Si uno no es arrogante, es mucho más fácil aprender ganando. Si uno tiene la capacidad de tener autocrítica y de saber escuchar a las personas de al lado, si te dejas decir las cosas reales de las personas que tienes alrededor, que tengan la libertad de poderte decir cuándo lo haces bien, cuándo mal, qué haces mal, qué haces bien, pues con las victorias es mucho más fácil aprender.

-¿Cómo se explica que su partido más difícil en este Roland Garros haya sido contra Diego Schwartzman?

-El resultado fue así, cuando uno va perdiendo set y break abajo, y en ningún partido tuvo una situación similar, pues sería injusto decir que no ha sido el partido más complicado. Diego está clasificado como 11 del mundo, lo demás es invención. Es uno mejores jugadores del mundo y estaba jugando a gran nivel. Yo no jugué bien el primer set y medio, estaba demasiado defensivo y él estaba dominando la mayoría de puntos. Diego es un jugador complicado para todo el mundo cuando juega bien. Evidentemente, el domingo jugué mejor que contra Diego; la semifinal la jugué mejor que contra Diego... Al final, cada día sales a la pista sabiendo que se puede perder y se puede ganar. El que tienes enfrente quiere ganar igual que tú.

-Esta semana usted afirmó en algunas ocasiones que no quería dejar pasar las oportunidades. ¿Siente más el peso del tiempo ahora que hace unos años?

-No, simplemente aprecio y valoro las cosas que van pasando. Al final estoy bien, me siento feliz, con ilusión de seguir hacia delante con lo que hago. La realidad es que las cosas van mucho mejor de lo que hubiera imaginado en este momento de mi carrera, no lo siento pero sí que es verdad que son muchos años ya de carrera y lo valoro y aprecio y agradezco que a estas alturas siga estando donde estoy y con posibilidades.

-¿En algún momento deja de pensar en tenis?

-Sí, no soy una persona que vive todo el día para el tenis. Claro que es una parte importante de mi vida, pero cuando me voy a jugar a golf o estoy buceando, no estoy pensando en tenis. Cuando estoy con mi familia, tranquilo en casa, no estoy pensando en tenis. Siempre digo lo mismo: el tenis es muy importante pero no es mi vida solo. Mi vida va más allá del tenis y soy feliz fuera de él sin problema.

- Volviendo al tenis, ¿cómo ve su futuro?

-Eso lo tienen que decir primero los seguidores, que son los que realmente hacen nuestro deporte grande. Y después, los que dirigen este deporte. El futuro del tenis será como decidan los dirigentes y también para saber si las cosas funcionan o no hay que probarlas.

-¿Y qué probaría?

-A veces la gente piensa que cuando doy alguna opinión lo digo para favorecerme, pero si me preguntas a mí, que no cambie nada, a mí las cosas me van a increíbles. Pero entiendo que cada vez la gente será más fuerte, más alta, supongo que a años vista sí que habrá que hacer algunas cosas para mantener el deporte con un nivel atractivo importante, pero eso ya la gente que lo tenga que hacer tomará las decisiones adecuadas para seguir haciendo de nuestro deporte un deporte global que siga generando interés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios